La crema y la miel hacen que cualquier receta sea más rica y deliciosa, y cuando se agrega lavanda, se convierte en un plato elegante. 

Consejo: Empieza a pedir tu super a domicilio y cualquier producto para realizar alguna comida importante o también puedes adquirir artículos como lavadoras, pantallas, sillones y otras cosas hasta la comodidad de tu casa. 

Esta receta de helado de lavanda y miel toma la combinación ganadora de sabores y la hace aún más lujosa con la adición de cogollos de lavanda infundidos. En pocas palabras, este helado de lavanda es de ensueño.

Necesitas enfriar la mezcla durante una hora y luego congelarla en una máquina para hacer helados, pero de lo contrario, esta receta se prepara rápidamente.

Ingredientes para preparar helado de miel y lavanda 

  • 1 1/2 tazas de crema espesa
  • 1 1/2 tazas de leche
  • 1/2 taza de miel
  • 2 cucharadas de lavanda culinaria seca

Pasos para hacerlo

Agrega la crema espesa, la leche, la miel y la lavanda a una cacerola mediana a fuego medio. Revolviendo ocasionalmente, cocina hasta que la mezcla de crema de lavanda esté humeante.

Verifica que la miel esté completamente disuelta en la crema y luego retira la sartén del fuego. Deja reposar a temperatura ambiente durante 15 minutos.

El uso de un fino tamiz de malla, cuela la crema de lavanda y desecha los sólidos.

Enfría la mezcla durante 1 hora y luego congélala en una heladera de acuerdo con las instrucciones del fabricante. Sirve en cuencos o conos y disfruta.

Te recomendamos leer: QUÉ COMPRAR CUANDO HACES EL SUPER EN LÍNEA.