Usar un horno de microondas parece la cosa más sencilla del mundo, pues nos permite calentar nuestros alimentos e incluso cocinar con suma rapidez con sólo apretar unos botones. Pero, ¿realmente sabemos usarlo bien? O aún mejor, ¿de verdad le sacamos todo el provecho?

Estos aparatos de microondas pueden servirnos para principalmente cocinar, calentar y descongelar. Pero tiene algunos hacks que harán que este electrodoméstico no se dañe y te sea más útil.

horno de microondas en la cocina

Cuidados que debes tener con tu horno de microondas

Usa recipientes que puedan meterse al microondas

No debemos usar en el microondas recipientes metálicos o de aluminio, ya que el metal refleja las ondas interfiriendo con ellas. No necesitas que sean especiales para microondas, basta con usar la vajilla de la que dispongamos, siempre que no tenga bordes metálicos o dorados.

Tapar sólo cuando sea necesario

Taparemos el recipiente sólo si se indica en la receta. Las tapas de vidrio o de plástico adherente sirven para tapar la comida que deba permanecer jugosa. Debemos tener especial cuidado al quitar la tapa porque podríamos quemarnos con el vapor que ha quedado condensado.

Te puede interesar: prepara un omelet en microondas

Ventajas de tener este aparato en la cocina

Cocinar con un horno microondas es más rápido que hacerlo con un horno tradicional. Un camote con piel se asa en ocho minutos, pero si se tiene más de un plato en el horno los tiempos de cocción son más largos, así cuatro camotes con piel tardarán veinte minutos en asarse.

Durante la cocción en un microondas, no hay pérdida de calor, de humedad o de sabor. Se requieren menos condimentos, sobre todo de sal, que endurece la comida, por lo que debe ponerse esta con cuidado. Cuando cocinemos verduras, debemos sazonarlas y revolverlas en mantequilla una vez cocidas y escurridas.

Deja reposar

Una vez sacada la comida del microondas, conviene dejarla reposar dentro en su recipiente unos momentos, ya que la cocción continuará unos minutos más. El calor sigue penetrando del exterior hasta el centro de los alimentos, como os he comentado anteriormente.

Por eso, es preferible, por tanto, no cocer del todo los alimentos en el horno microondas, ya que terminará de hacerse durante los minutos de reposo, y evitaremos que queden resecos y poco jugosos.

horno de microondas

Del congelador a la mesa

Todos los alimentos congelados, en casa o comercialmente, pueden descongelarse rápidamente en un microondas. Debe hacerse en dos tiempos. Primero debemos descongelar ese alimento en el aparato de microondas y después dejarse reposar, para que la temperatura sea uniforme, antes de recalentarlo o cocerlo.

Únicamente la verdura congelada puede cocerse sin contar el tiempo de reposo, directamente del congelador a la mesa. Este método de descongelación es seguro y rápido y no hay necesidad de sacar la comida del congelador con antelación.