Recordarles a los miembros de la familia (una y otra vez) que apaguen las luces es una forma de control de energía. Instalar un monitor de energía en el hogar para rastrear el uso diario de electricidad es mucho más efectivo. Pero ¿vale la pena? ¿Cuánto logras realmente? Si está buscando controlar el consumo de energía de su hogar, no solo rastrearlo, un monitor solo llega hasta cierto punto.

¿Qué es el monitoreo de energía en el hogar?

Un monitor de energía para el hogar (comúnmente llamado monitor de electricidad para el hogar) le ayuda a rastrear y comprender cuánta energía está utilizando, cuándo y dónde, y en qué electrodomésticos y dispositivos. Tiene un sensor que mide el uso de electricidad de su hogar y una pequeña pantalla que muestra los kWh reales que su refrigerador, lavavajillas, aire acondicionado, etc. están usando en tiempo real. Los modelos inteligentes también pueden transmitir los datos de tiempo y otros detalles a su computadora o teléfono inteligente.

También hay un monitor de energía enchufable (también conocido como medidor de electricidad) que se conecta directamente a la red. Enchufa tus electrodomésticos y verás cuánta energía están usando en una práctica pantalla. Junto con el vataje, el voltaje, la frecuencia y la corriente, este tipo de medidor de potencia rastrea el tiempo y el precio de la electricidad. Lo que hagas con estos datos de tiempo depende de ti.

Para ahorrar en costos de electricidad y tener un impacto real en su presupuesto de energía a largo plazo, debe considerar un sistema de hogar inteligente que monitoree la energía y la administre.

¿Cómo puedo controlar mi consumo de energía en casa?

Bajar los termostatos, desconectar los dispositivos y usar los electrodomésticos durante las horas no pico puede frenar su consumo de energía. Un monitor de energía para el hogar (HEM) mejora las cosas al rastrear el uso con mayor precisión y proporcionar datos de tiempo para ayudarlo a comprender su uso de electricidad en general. También puede descubrir drenajes de energía ocultos sin que tengas que buscarlos.

Un monitor de energía para el hogar viene en muchas opciones disponibles, desde un pequeño medidor de energía enchufable hasta un monitor de uso de electricidad para toda la casa. Todos hacen lo que están diseñados para hacer (monitorear la energía) pero en diferentes escalas y niveles de funcionalidad.

Un monitor de energía para toda la casa tiene sensores que se conectan al medidor de energía o al panel eléctrico de su hogar y rastrean cada electrodoméstico. Muestra cuánta energía consume a diario, semanalmente y mensualmente, para que pueda buscar formas de ahorrar en su presupuesto de electricidad.

Los sistemas inteligentes de monitoreo de energía en el hogar analizan su consumo de electricidad y brindan información en tiempo real a su teléfono inteligente o computadora. Conectados al panel eléctrico o al medidor de electricidad de su hogar, rastrean cada electrodoméstico de forma remota. Pero aunque esta tecnología es impresionante, le incumbe a usted averiguar qué hacer con todos los datos. Ya sea inteligente o básico, un monitor de energía está diseñado para diagnosticar problemas, no para implementar soluciones.

¿De qué otra manera puede controlar su presupuesto energético?

Puede utilizar los datos de su HEM para realizar un análisis básico de costos de tiempo y encontrar más formas de ahorrar. Sus facturas de electricidad también mostrarán su consumo (vatios), el precio de la energía (por kWh) y el tiempo de uso (horas / día).

Si bien el cálculo del costo del tiempo es básico, también debe tener en cuenta cosas como: tarifas eléctricas variables; diferentes modos de funcionamiento (en funcionamiento frente a en espera); y cuántas horas al día funciona el dispositivo. ¡Esto requiere mucho procesamiento de números!

Artículos relacionados: 5 características principales de los reguladores de voltaje automáticos