Los reguladores automáticos de voltaje mantienen un nivel de voltaje constante para las cargas de equipos eléctricos que requieren un suministro de voltaje constante y confiable. Con una variedad de herramientas de regulación de voltaje para elegir, puede ser un desafío seleccionar la mejor para las cargas de su equipo. Es fundamental saber qué buscar en un regulador automático de voltaje; de lo contrario, su equipo se verá afectado, lo que le costará tiempo y dinero. A continuación, enumeramos las cinco características principales de un regulador de voltaje automático de alta calidad para ayudarlo a garantizar que encuentre la mejor opción para su aplicación.

¿Qué es un regulador de voltaje automático?

Un regulador de voltaje automático (AVR) es un dispositivo electrónico que mantiene un nivel de voltaje constante a los equipos eléctricos en la misma carga. El AVR regula las variaciones de voltaje para brindar un suministro de energía constante y confiable. Sin un regulador de voltaje automático, el voltaje puede caer, subir o bajar y dañar los dispositivos eléctricos.

¿Cuándo usar un regulador de voltaje automático frente a conductores?

Por lo general, los reguladores de voltaje automáticos funcionan donde la regulación de voltaje no se puede lograr cambiando el tamaño del conductor o la fuente. En equipos eléctricos como alternadores, la carga puede cambiar repentinamente. En este caso, el sistema de excitación también debe cambiar para proporcionar un voltaje constante bajo la nueva condición de carga. El regulador de voltaje automático opera en el campo del excitador y cambia el voltaje de salida del excitador y la corriente de campo.

¿Cómo elegir un regulador de voltaje automático?

A continuación, enumeramos las cuatro características principales de un regulador de voltaje automático de alta calidad para ayudarlo a garantizar que encuentre la mejor opción para su aplicación.

1. REGULACIÓN DEL VOLTAJE

La regulación óptima del voltaje se logra cuando el valor del voltaje es equivalente a todas las cargas de los equipos eléctricos. Varios factores pueden afectar la regulación de voltaje, incluidos el tamaño y el tipo de cable y alambre, la reactancia y los cables del transformador, el arrancador del motor, el diseño del circuito y el factor de potencia. Independientemente de estos obstáculos potenciales, la regulación de voltaje debe poder seleccionarse con una precisión de ± 1%. Este requisito elimina los problemas de desequilibrio trifásico y minimiza las desviaciones de voltaje

2. RANGO DE VOLTAJE DE ENTRADA

El primer paso para seleccionar el mejor regulador automático de voltaje es especificar su rango de voltaje de entrada. El rango de voltaje de entrada debe ser amplio y desplazado porque los voltajes de línea caen más de lo que aumentan. Esta característica permite una corrección más baja, en lugar de una corrección alta. También permite que el regulador automático de voltaje sea más configurable para todos los buck o boost, dándole la máxima corrección de voltaje para casos extremos.

3. COMPATIBILIDAD DE CARGA

Las soluciones de regulación de voltaje deben ser compatibles con la carga especificada para asegurar su funcionamiento y evitar interferir con el funcionamiento de otras cargas conectadas a la misma fuente de alimentación. Los reguladores de voltaje automáticos de alto rendimiento deben poder manejar cargas con corrientes de arranque altas, todos los factores de potencia y factores de cresta altos. Para evitar la inestabilidad, la velocidad de respuesta del regulador debe diseñarse para funcionar con las fuentes de alimentación electrónicas que se utilizan en gran parte de los equipos actuales.

4. PRECISIÓN DE VOLTAJE

El trabajo principal de un regulador de voltaje automático es hacer que los niveles de voltaje sean más precisos, pero ¿cuál es el nivel de precisión óptimo para su aplicación? La precisión del voltaje depende del requisito de carga crítica. Por lo general, los reguladores de voltaje automáticos funcionan en circuitos donde la regulación de voltaje no se puede lograr cambiando el tamaño del conductor.

Las cuatro características enumeradas anteriormente son críticas para que un regulador de voltaje automático funcione de manera confiable en aplicaciones exigentes. En aplicaciones donde los impulsos de voltaje, picos y transitorios son una preocupación importante, también debe considerar la supresión de transitorios como una característica crítica.

Artículos relacionados: ¿Qué debe conectar a su protector contra sobretensiones?