Las cenas fáciles de pollo son el sueño de todos. No hay nada como poner todo en una sartén, meterlo en el horno y volver a un delicioso y jugoso trozo de pollo. Esta receta solo requiere 20 minutos de preparación, pero los ingredientes son fáciles de encontrar y quizás ya los tengas en tu refrigerador.

Consejo: Empieza a hacer el súper desde casa con ayuda de las aplicaciones de tus supermercados disponibles, además algunas te ofrecen muebles, electrodomésticos, línea blanca y otras cosas hasta la puerta de tu  hogar. 

Ingredientes para preparar pollo al horno con espinacas 

  • 2 pechugas de pollo, cada una cortada por la mitad
  • Condimento criollo, al gusto
  • Pimienta negra recién molida, al gusto
  • Sal al gusto
  • 12 a 16 onzas de espinaca fresca picada
  • 1/4 taza de caldo de pollo
  • 1 tomate grande, sin corazón, sin semillas y cortado en cubitos
  • 4 cebollas verdes, cortadas en rodajas con la verde intacta
  • Queso parmesano rallado o queso mozzarella rallado, opcional, al gusto

Pasos para hacerlo

Reúne los ingredientes. Calienta el horno a 350 F. Engrasa ligeramente con aceite en aerosol un molde para hornear de 9x13x2 pulgadas. Deja de lado.

Coloca las pechugas de pollo entre hojas de envoltura de plástico y golpea ligeramente con el lado plano de un mazo de carne hasta que todas las mitades tengan un grosor uniforme.

Espolvorea el pollo con condimento criollo y pimienta. Si la mezcla de condimentos no tiene sal, espolvorea el pollo ligeramente con sal. Deja de lado.

Coloca las espinacas frescas en la fuente para hornear preparada y luego espolvorea con sal y pimienta. Agrega el caldo de pollo.

Coloca el pollo sobre las espinacas y luego espolvorea con el tomate cortado en cubitos y las cebolletas.

Cubre la fuente para hornear con papel de aluminio y hornea el pollo y las espinacas durante 20 minutos.

Destapa y hornea por 10 a 15 minutos más, o hasta que el pollo esté cocido a una temperatura interna de al menos 165 F cuando se revise con un termómetro de lectura instantánea.

Si lo usas, cubre la mezcla de pollo y tomate con queso parmesano recién rallado o mozzarella rallado unos 5 minutos antes de que termine el tiempo de cocción. Sirve caliente con sus acompañamientos favoritos. ¡A disfrutar!

Te recomendamos leer: BENEFICIOS QUE NO CONOCÍAS DE LA CARNE DE POLLO.