El pollo tiene diversos beneficios para la salud; sin embargo, las diferentes partes y métodos de preparación influyen en qué tan saludable resulta la carne de pollo. Los cortes más oscuros como el muslo contienen mayor contenido calórico que los cortes más claros como la pechuga. Mantener la piel o freír el pollo también agregará demasiada grasa saturada.

Si estás en una dieta o simplemente quieres reducir tu consumo de carne roja, la pieza que debes comer es la pechuga, que es la parte más saludable del pollo.

Los principales beneficios a la salud que brinda la carne de pollo

El pollo es un fantástico sustituto de las carnes rojas. Una gran fuente de proteínas, además de que consumir este tipo de alimento brinda una gran variedad de beneficios para la salud como:

Huesos y músculos más fuertes

La proteína magra del pollo es una excelente fuente de aminoácidos. Nuestros cuerpos usan aminoácidos para construir tejido muscular, algo que es particularmente importante a medida que envejecemos. Los estudios también han demostrado que una mayor ingesta de proteínas ayuda a mantener la densidad mineral ósea. Comer carne de pollo ayuda a desarrollar músculos más fuertes y promover huesos más sanos, disminuyendo el riesgo de lesiones y enfermedades como la osteoporosis.

Control de peso y salud cardíaca

Los expertos sugieren que entre 25 y 30 gramos de proteína por comida pueden ayudarnos a sentirnos más llenos. Lo que ayuda a promover un mejor control de peso. Entre más saludable sea tu talla, reduces los factores de riesgo de problemas cardíacos, como niveles altos de triglicéridos y presión arterial alta. En resumen, la carne de pollo es un alimento rico en proteínas, es perfecta para controlar el peso y reducir el riesgo de enfermedades cardíacas.

Ayuda a estar de buen humor

El pollo contiene el aminoácido triptófano, que se ha relacionado con niveles más altos de serotonina, que es la hormona encargada de hacerte sentirse bien, en nuestro cerebro. Los niveles de triptófano en la carne de pollo no son lo suficientemente altos como para hacerte sentir eufórico instantáneamente, pero los estudios muestran que podría ayudar a aumentar los niveles de serotonina cuando se combina con otros factores.