Al parecer la organización del fin de semana más barato del año, mejor conocido como buen fin, ha decidido adelantar la fecha de estas promociones, en buena parte debido a la necesidad urgente de reactivar la economía debido a los estragos que ha ocasionado la pandemia por la que estamos atravesando.

Si esta propuesta se materializa, el Buen Fin podría realizarse a finales de agosto, o a lo largo de septiembre. Es una fecha poco convencional, pues la idea es aprovechar las vísperas de fin de año (y emular al black friday, que se realiza en Estados Unidos con motivo del día de Acción de Gracias), que es cuando la mayoría de los trabajadores reciben un adelanto de su aguinaldo para gastar en esta fecha.

Para el 2019, el Buen Fin recaudó ventas por más de 120 mil millones de pesos, superando en 2 mil millones la cifra meta por 118 mil millones de pesos que impuso el 2018. Sin embargo, el panorama este año luce incierto y esto ha obligado que muchas empresas a replantear sus metas de ventas para este año.

¿Por qué se ha vuelto tan importante este fin de semana para las ventas en las empresas?

Desde el inicio de esta campaña en 2011 se tuvieron altas expectativas y muchas empresas de productos y servicios se han unido en estos años pues realmente ven un pico elevado de ventas en esta temporada. Y para apoyar esto, el gobierno federal de México en ese entonces  ordenó que los empleados federales recibieran esa semana un anticipo de su aguinaldo para que pudieran gastar durante este periodo de ofertas.

Te puede interesar: decora tu casa como un experto

De hecho, las cadenas afiliadas que participan año con año representan al 80% del piso de ventas en el país, puesto que corresponde al porcentaje de grandes empresas, con lo cual se renovaría la proyección de ventas que la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales hizo al inicio del año. Por lo que entonces, puede que este fin de semana sea lo que la economía necesita para revitalizarse.

¿Tú qué opinas? ¿Estás esperando estos días de ofertas?