Junto con una buena limpieza mensual, conviérte en un hábito el dejar la puerta de la máquina entreabierta o levantar la tapa después de cada uso. Al hacer esto, el aire circulará y secará cualquier resto de humedad que pueda contribuir a los olores de la humedad. 

Consejo: Recuerda que ahora puedes obtener los artículos de tu cocina y toda la alacena utilizando alguna app disponible en las tiendas de aplicaciones. Esto te ahorra mucho tráfico. 

Solo asegúrate de mantener a los niños y las mascotas alejados de la máquina abierta, como medida de seguridad, y activa el seguro para niños en los controles, si tu lavadora lo tiene.

Cómo desodorizar una lavadora maloliente

Saca la ropa limpia de inmediato: tan pronto como termine un ciclo, vacía la máquina para evitar que se desarrolle un olor a humedad en la tina de lavado.

Elimina cualquier residuo o pelo de mascota: si tienes una mascota que se muda en la casa, encontrarás pelo de mascota en tu lavadora después de ejecutar varias cargas. 

Deja la puerta abierta hasta que el pelo de tu mascota y el tambor estén completamente secos. Luego, usando el accesorio de cepillo suave de tu aspiradora, aspira el pelaje.

Seca la junta: Si tienes una máquina de carga frontal, revisa periódicamente la junta para asegurarte de que no haya artículos pequeños, como calcetines de bebé, atrapados allí y sécala con frecuencia para mantener alejado el moho.

Limpia los controles: con un paño húmedo, limpia los controles, la manija de la puerta y cualquier gota de detergente o suavizante que vea en la parte frontal, los lados y la parte superior de la máquina para que se vea lo mejor posible.

Hacer estos sencillos pasos y convertirlos en un hábito te ayudará a mantener tu lavadora más limpia e incluso puede ayudar a que no tengas problemas con ella. 

Te recomendamos leer: RAZONES PARA INCLUIR CARNE DE POLLO EN TU DIETA.