Un mal negocio podría causarle mucho daño en estas promociones del buen fin. Pero afortunadamente, hay señales de advertencia a las que se debe prestar atención. Es mejor prevenir que lamentar.

Parece demasiado buena para ser verdad esa oferta del buen fin

Escuche su intuición. Si es demasiado bueno para ser verdad y todo parece ir demasiado rápido, entonces es hora de reducir la velocidad. Si un vendedor parece estar ofreciéndole un trato comercial que parece ser demasiado bueno para ser verdad, dé un paso atrás y evalúe la oferta con cuidado.

Recuérdelo:

– No todos los negocios son lo que parecen

– No tenga miedo de cuestionar las ofertas que se le presenten.

Considere sus opciones este buen fin

No todas las malas ofertas comerciales son fáciles de identificar. A veces, solo después de que se cierra el trato, las grietas comienzan a aparecer. Para entonces, ya es demasiado tarde. Sin embargo, si considera cada uno de sus acuerdos comerciales con cuidado, tiene muchas más posibilidades de evitar estos acuerdos cuando surjan.

  • No se conforme con el primer trato que está sobre la mesa
  • Como propietario de un negocio, debe posicionarse estratégicamente dándose opciones
  • Cuantas más ofertas comerciales tenga para elegir, más probabilidades tendrá de descartar ofertas de clientes que realmente no cuadran

Retrasos, retrasos y más retrasos

Una de las cosas más frustrantes de los negocios es que, de vez en cuando, algunas ofertas tardan una eternidad en cerrarse. Puede ser cualquier cosa, desde procesos financieros hasta la eliminación de cláusulas en un contrato. Sea lo que sea, cuanto más duren estas circunstancias, debería percibirlas como señales de alerta.

No explican su razonamiento los negocios en esta temporada de buen fin

Cada empresa es diferente, pero las personas que dependen de prácticas comerciales defectuosas comparten una serie de rasgos comunes, como:

  • Dependencia excesiva en conceptos como el avance profesional
  • Insistencia en que ofrecen una gran oportunidad junto con una falta de voluntad / incapacidad para desarrollar más prácticas comerciales