Cuando piensas en bebidas mexicanas, el tequila y la cerveza pueden ser las primeras cosas que te vienen a la mente, seguidas de cerca por los cocteles. Es muy común que en cada hogar mexicano haya una botella de tequila comprada de nuestro sitio favorito como supermercados, licorerías, etc. Nuestro país en realidad tiene muchas más opciones de cocteles para ofrecer, van desde lo estándar hasta lo extraño. Estos son los cocteles favoritos de la Ciudad de México.

Cocteles en la CDMX

La Paloma

Es uno de los cocteles favoritos de los mexicanos, con una clasificación mucho más alta que la margarita que agrada a los turistas. Consiste en un vaso helado con borde de sal lleno de una mezcla de tequila, refresco de toronja y unas gotas de jugo de limón, debe servirse frío. Es una gran bebida antes de las comidas, dada su receta engañosamente sencilla y el hecho de que es deliciosamente refrescante en un día caluroso en la Ciudad de México.

Charro negro

Otro de los cocteles mexicanos sencillos de elaborar, siguiendo la base de la paloma, tenemos el charro negro. Este cóctel favorito es muy común en bares de todo México. Se prepara combinando Coca-Cola y tequila en un vaso helado con borde de jugo de limón y sal. La sal y el limón también se pueden agregar a menudo a la bebida. ¡No juzgues la combinación aparentemente extraña antes de probarla, ya que es mucho mejor de lo que parece!

Margarita

El cóctel mexicano supuestamente por excelencia. La margarita tiene una historia larga y colorida y un pasado sorprendentemente turbio. Incluso si tiende a ser más un favorito de los turistas que una bebida local, es imposible visitar la Ciudad de México sin probar una de las mejores margaritas de la ciudad. La receta base es simple (tequila, licor de naranja, limón y azúcar servidos en un vaso con borde de sal), las variaciones parecen infinitas. Prueba la margarita tradicional en sabores afrutados, o incluso congelada.

Vampiro

Se podría decir que es la versión mexicana del clásico Bloody Mary. Consiste de un combinando toque de jugo de limón con tequila, sangrita (un chaser con sabor a tomate picante) y refresco de toronja, se sirve en, lo adivinaste, un vaso con borde de sal. Se necesita mucho hielo para darle a esta deliciosa bebida un toque extra refrescante.

Michelada

Los cocteles de cerveza son algo que debes probar al menos una vez en cualquier viaje a México, aunque cada persona tiene su opinión sobre esta preparación y las recetas son muy variadas. Sin embargo, una michelada, en constante evolución, suele hacerse mezclando jugo de limón, clamato (jugo de tomate y almejas), sal y salsa inglesa. Se sirve en un vaso escarchado con chamoy y chile en polvo, hielos y tu cerveza preferida. Hay cientos de variaciones, por lo que no hay dos micheladas iguales.

Curado de pulque

Finalmente, debes probar un curado de pulque cuando estés en la Ciudad de México, especialmente dado que esta bebida tradicional prehispánica no se puede exportar. Un curado es esencialmente una combinación de pulque, la bebida peculiarmente viscosa y extrañamente saludable hecha en las regiones centrales de México, con varios sabores de frutas o nueces. A menudo se agrega azúcar o miel para endulzar el trato. Una vez más, es raro pero vale la pena intentarlo.

Tags: