No importa si tiene bicicletas de montaña, bicis de ruta, o de otro tipo. Es un ejercicio saludable y de bajo impacto que pueden disfrutar personas de todas las edades, desde niños pequeños hasta adultos mayores. También es divertido, barato y bueno para el medio ambiente.

Bicicletas para la salud y el fitness

Solo se necesitan de dos a cuatro horas a la semana para lograr una mejora general de su salud. El ciclismo es:

  • Bajo impacto: causa menos tensión y lesiones que la mayoría de las otras formas de ejercicio.
  • Un buen entrenamiento muscular: el ciclismo utiliza todos los grupos musculares principales mientras pedaleas.
  • Fácil: a diferencia de otros deportes, el ciclismo no requiere altos niveles de habilidad física. La mayoría de la gente sabe andar en bicicleta y, una vez que aprendes, no lo olvidas.
  • Bueno para la fuerza y ​​la resistencia: el ciclismo aumenta la resistencia, la fuerza y ​​la aptitud aeróbica.
  • Tan intenso como desee: para empezar, el ciclismo se puede hacer a una intensidad muy baja, si se está recuperando de una lesión o enfermedad, pero se puede desarrollar hasta un entrenamiento físico exigente.
  • Una forma divertida de ponerse en forma: la aventura y el entusiasmo que obtiene al bajar colinas y estar al aire libre significa que es más probable que continúe pedaleando con regularidad, en comparación con otras actividades físicas que lo mantienen adentro o requieren momentos o lugares especiales.
  • Ahorro de tiempo: como modo de transporte, la bicicleta reemplaza el tiempo sedentario (sentado) que se pasa conduciendo vehículos de motor o utilizando tranvías, trenes o autobuses con ejercicio saludable.

Las bicis y problemas de salud específicos

El ciclismo puede mejorar la salud física y mental y puede reducir las posibilidades de experimentar muchos problemas de salud. Además, incluso, puede aprovechar a pasar tiempo con su familia, de forma segura, desde un parque, hasta las rodadas dominicales en vías principales de la CDMX, como Reforma.