Un regulador de voltaje industrial de tipo automático se utiliza para regular un nivel de corriente eléctrica entrante al compensar cualquier fluctuación en los voltajes. Estos reguladores también se conocen comúnmente como estabilizadores de voltaje y tienen aplicaciones en muchas aplicaciones industriales y residenciales. Por ejemplo, se utilizan en grupos electrógenos dentro de barcos; en suministros de energía de emergencia y en plataformas petroleras para estabilizar los niveles de voltaje durante las fluctuaciones en la demanda de energía.

¿Qué ofrece un regulador de voltaje industrial a las empresas?

Para las empresas de servicios públicos de energía, la regulación del voltaje en la red de distribución es una responsabilidad clave que determina la calidad de la energía entregada a los consumidores finales. Con este fin, las empresas de servicios públicos deben garantizar una adecuada planificación a corto y largo plazo. El mantenimiento de los equipos de energía y el despliegue de reguladores en las líneas de distribución.

Sin embargo, esta puede ser una tarea desafiante, especialmente en algunas regiones del mundo. En muchos países del sur de Asia, incluidos Pakistán, India y Bangladesh, el sistema de distribución de energía es frágil debido a problemas de robo de energía y escasez de generación de energía. Lo que puede provocar períodos de corte de corriente extremadamente largas y otras interrupciones. Por esta razón es que un regulador de voltaje industrial es una perfecta opción.

Mejores resultados al usar dispositivos de protección contra fenómenos eléctricos

Como resultado, los usuarios finales pueden enfrentar problemas de fluctuaciones de voltaje en la línea eléctrica. Por lo tanto, para garantizar la seguridad y el funcionamiento adecuado de dispositivos costosos como acondicionadores de aire, refrigeradores y televisores; el uso de pequeños reguladores portátiles es muy popular. Un regulador de voltaje industrial es un dispositivo fácil de usar que generalmente funcionan en un rango predefinido de niveles de voltaje (por ejemplo, 150 V – 240 V o 90 V – 280 V).