Estás justo en medio de la época más maravillosa del año, en las que un cambio de imagen no suena nada mal para renovarte de adentro hacia afuera. Sin embargo, con el ajetreo del día a día y el trabajo, a menudo no queda tiempo para recibir ese merecido acicalamiento y mimos que te mereces, antes de unirte al resto del mundo para difundir la alegría de las festividades de mitad de año.

Y si por algún milagro logras aprovechar un poco de tiempo para ti, encontrar un salón que se adapte a tu cita de último momento es otra historia… ¡Pero no presiones el botón de pánico todavía!

Ese brillo festivo se puede lograr desde la comodidad de tu hogar. ¿Cómo? ¡Con estos consejos rápidos y fáciles que seguramente te harán lucir lo mejor posible en esta temporada!

1. Hidrata tu cabello y piel

La combinación de un clima helado, celebraciones a base de alcohol, hábitos de sueño irregulares y comida grasosa durante las fiestas puede hacer que la piel esté demasiado seca o grasosa. Para asegurarte de que tu piel se mantenga en forma, opta por una crema rica para aumentar la hidratación y retener la humedad.

Los mejores productos rehidratantes contienen ácido hialurónico, que actúa como humectante emoliente, atrapando la humedad natural del cuerpo en su lugar en lugar de causar piel grasosa y aceitosa.

La hidratación también es clave para mantener tu cabello radiante. Una mascarilla semanal evitará que tu melena luzca opaca y sin vida.

2. Transforma tu apariencia con ayuda de tu cabello

Actualizar tu peinado a menudo requiere que te sientes durante horas en el salón, pero eso no significa que no puedas cambiar tu look en casa. ¿Quieres canalizar el glamour sin esfuerzo con unas ondas de sirena?

Riza tu cabello en grandes segmentos dejando la parte inferior recta. Asegúrate de alternar la dirección de tus rizos para obtener aún más textura. O bien, hazte una trenza francesa con el cabello húmedo por la noche antes de ir a la cama y deshazla con los dedos al despertar para un look desenfadado.

3. Sube el factor de color

Cambiar el color de tu cabello es algo que puedes hacer para un cambio de imagen efectivo. Mantenerte dentro de dos tonos de tu color de cabello natural ayudará a que el mantenimiento sea muy sencillo.

Trata de elegir tonos que no requieran de una decoloración muy drástica, para que puedas teñir tu pelo desde la comodidad de tu casa. Los tintes de cabello para morenas que puedes probar son los castaños o cobrizos. Por otro lado, si tu cabello es más claro, puedes aventurarte con tonos más brillantes como un rubio dorado o algún color pastel.

4. Agrega un poco de brillo a tus ojos

Puede que ahora seas un adulto, pero seamos sinceros: ¿nuestro amor por la brillantina realmente desaparece? La buena noticia es que un poco de brillo es una de esas cosas que nunca pasa de moda y no hay mejor momento para lucir algunos destellos que la temporada de festividades de octubre-diciembre.

Si quieres jugar con tus ojos, y si estás dispuesta a probar algo nuevo, entonces prueba una sombra o delineador de ojos con glitter. Juega con los diferentes estilos y prueba un delineado gráfico.

5. Cejas perfectas

Las cejas son el marco de tus ojos, así que asegúrate de mantenerlas (y tus pestañas) más llenas y por más tiempo con un suero fortalecedor o con maquillaje.

Recuerda siempre imitar los vellos naturales manteniendo tus trazos cortos y precisos con un lápiz. Los polvos y los lápices de cejas muy finos son los mejores para lograr este efecto.

Mejora tu dieta con estos alimentos Conoce más

6. Labios rojos

Nunca puedes equivocarte con unos labios rojos. Es decir, si estás usando el tono adecuado para tu tono y subtono de piel.

Como regla general, los rojos en tonos vino favorecerán a las tonalidades frías, mientras que aquellas personas de tonalidad cálida se ven mejor en rojos ladrillo y marrón o naranja.

No olvides usar exfoliante para suavizar la superficie de tus labios y eliminar las escamas y los parches secos. Después aplica bálsamo labial para hidratar tus labios antes de aplicar tu labial favorito.

Tags: