Los productos lácteos nutritivos brindan una combinación única de nutrientes que trabajan juntos para brindar una variedad de beneficios para la salud, que incluyen un mejor crecimiento y desarrollo infantil y un menor riesgo de enfermedades crónicas. Entre ellos se encuentran el calcio, la vitamina D, las proteínas, el potasio, el magnesio, la vitamina A, la vitamina B12, la riboflavina y otros nutrientes.

¿Cuántas porciones de alimentos lácteos se recomiendan?

Recomendación a diario: Número de raciones – Edad

  • 2 tazas para niños de 2 a 3 años
  • 2 1/2 tazas para niños de 4 a 8 años
  • 3 tazas para mayores de 9 años
  • 3 tazas si estás embarazada o amamantando

Beneficios para la salud de los alimentos lácteos

La leche y los productos lácteos están vinculados a un creciente cuerpo de datos que los relaciona con una variedad de beneficios para la salud, que van desde correlaciones bien estudiadas como:

  • La regulación de la presión arterial y la salud ósea hasta asociaciones más nuevas como la reducción del riesgo de diabetes y enfermedades cardíacas.

Mejora la salud ósea

Debido a su alto contenido en proteínas, vitamina D y calcio, los productos lácteos son una buena opción para mantener huesos fuertes. La leche y las comidas lácteas son buenas fuentes de calcio porque el cuerpo absorbe y utiliza fácilmente el calcio de la leche.

  • Obtener la cantidad requerida de porciones de productos lácteos todos los días puede ayudarlo a desarrollar masa ósea y mejorar su salud ósea por el resto de su vida.

Presión arterial reducida

En personas con presión arterial alta, un patrón dietético rico en frutas, verduras, productos lácteos bajos en grasa y bajo contenido general de grasas saturadas es tan beneficioso como algunos medicamentos para reducir la presión arterial.

Se reducen las enfermedades cardiovasculares y el riesgo de diabetes tipo 2

Los hábitos alimenticios ricos en lácteos se han relacionado con una menor incidencia de diabetes tipo 2 y protección contra enfermedades del corazón, según una investigación.

Mejoras en la digestión

Los probióticos se encuentran en alimentos lácteos cultivados como el yogur y brindan una variedad de ventajas para la salud. Los probióticos en la dieta pueden promover la salud y reducir el riesgo de algunas enfermedades al aumentar la cantidad de bacterias beneficiosas en el sistema intestinal.

La leche y los productos lácteos se pueden incorporar a un patrón de alimentación saludable de varias maneras. Un desayuno saludable de cereal, leche y fruta es una excelente manera de comenzar el día. En el almuerzo, agregue queso a una ensalada o un sándwich. Merienda de yogur por la tarde.