La usamos varias veces a la semana, metemos en ella la ropa que luego nos pondremos y, hoy en día, es un electrodoméstico imprescindible en cualquier hogar. Pero, ¿sabes cómo se limpia la lavadora correctamente?

Pero lo cierto es que, si no se cuida con cierta frecuencia, se puede acabar estropeando mucho más rápido, ya que se irán acumulando los restos de jabón y tejidos de nuestras prendas.

Además, si la lavadora está sucia, no lavará nuestra ropa igual de bien. Así que lee estos consejos para tenerla impoluta y prolongar así su funcionamiento.

Consejos para el cuidado de tu lavadora

  • No llenes la lavadora a tope, ya que si superas la carga se podría acabar estropeando. Algunas incluso pueden expulsar mucha agua al abrirlas.
  • Tras usarla, deja la puerta abierta para que ventile el tambor y salga la humedad.
  • Limpia, al menos cada tres usos, los compartimentos donde pones el jabón y el suavizante, puesto que suelen quedar restos.
  • La goma que se encuentra en la puerta de la lavadora también es muy importante. Es una zona donde se suele acumular humedad, sécala con un trapo cada vez que la utilices para evitar que salga moho.

¿Y cómo hacer una limpia profunda de tu lavadora?

Deberás realizar una limpieza profunda al menos tres veces al año.

En primer lugar, pon una lavadora sin nada de ropa a temperatura máxima y añade al tambor un poco de lejía para que la limpieza sea más eficaz. El agua caliente nos ayudará a eliminar las bacterias y restos de cal que tenga nuestra lavadora.

El siguiente paso consistirá en limpiar el filtro. Para ello, desenchufa la lavadora y quita con mucho cuidado la tapa del filtro. Limpia bien quitando todos los restos de tejidos que tengan.

Si aun cuidando la goma diariamente, como te hemos comentado antes, tiene moho, lo mejor será que limpies esta parte con agua y lejía y lo aclares bien para intentar que los restos desaparezcan.

¿Y tú? ¿Cómo limpias tu lavadora?