El pescado es una proteína con muchos beneficios para la salud, recomendada por encima de las carnes rojas, aunque no es tan consumido por la población como nos gustaría. Tal vez sea por ignorancia, por ello te presentamos cuáles son los beneficios que tiene el pescado en tu dieta y lo consumas no sólo en cuaresma.

pescado propiedades

¿En qué me beneficia incluir pescado en mi dieta?

  1. El pescado es un alimento de bajo o moderado valor calórico, por lo que es increíble para dietas de pérdida de grasa corporal, además de favorecer la sensación de saciedad.
  2. Las proteínas presentes en los pescados y mariscos se consideran de alto valor biológico, ya que contiene todos los aminoácidos esenciales en las proporciones que el organismo necesita.
  3. La grasa del pescado es rica en ácidos grasos poliinsaturados y ácidos grasos esenciales que no se encuentran en otras proteínas o vegetales.
  4. El pescado contiene de forma natural ácidos grasos Omega – 3, beneficiosos para la salud, en particular para reducir triglicéridos, contrario a lo que sucede con el exceso de carne roja, que suele acompañarse con grandes cantidades de grasa.
  5. El pescado aporta vitaminas del grupo B y el graso o azul aporta además, una importante cantidad de vitaminas liposolubles como las vitaminas A, D y E que entre otras cosas, mejoran el aspecto de la piel.
  6. El pescado es rico en minerales como el yodo, calcio, fósforo y selenio.
  7. Los mariscos son generalmente bajos en calorías y ricos en proteínas y minerales (calcio, hierro, yodo, cinc, selenio, fósforo y potasio). Aunque claro, depende mucho de la preparación que le des, pero sin duda un pescado a las hierbas con ensalada y pasta será una gran opción para la comida.
  8. Son alimentos sabrosos, de fácil masticación y digestión, por lo que difícilmente tendrás estreñimiento consumiendo este alimento
  9. Son fáciles de cocinar y admiten multitud de preparaciones, desde asados hasta fritos u horneados.
  10. Por su calidad nutricional, el consumo de pescados y mariscos, se considera una alternativa adecuada al consumo de otros alimentos que pueden tener un alto valor proteico, pero peor calidad de la grasa.

Así que no lo pienses más. Ve al supermercado y anímate a darle variedad a tus recetas diarias.