Este plato de pollo y calabacín es una nueva versión del clásico estadounidense-italiano. Este plato se sirve tradicionalmente con espaguetis. Si deseas una opción más ligera, sírvela con una ensalada de hojas verdes crujientes o algunas verduras al vapor como brócoli o espárragos. 

Esta receta utiliza tres pechugas de pollo, que se cortan en rodajas para alimentar a cuatro personas. 

Consejo rápido: Recuerda que ahora puedes obtener estos ingredientes y más cosas de la alacena, cómo frutas de primera calidad. Hasta la puerta de tu casa. Solo necesitarás algunos clics.

Ingredientes para preparar pollo y calabacín a la parmesana 

  • 3 pechugas de pollo grandes (cada una de unos 200 g)
  • 1 calabacín
  • 150 g de pan rallado panko
  • 20 g de parmesano, finamente rallado
  • 75 g de harina común sazonada
  • 2 huevos batidos
  • Aceite vegetal o de girasol para freír
  • 75 g de aceitunas negras picadas
  • 350 g de salsa de tomate para pasta
  • 125g de bola de mozzarella
  • 9 hojas de albahaca
  • Ensalada para servir

Pasos a seguir 

Corta cada pechuga de pollo horizontalmente en 2 o 3 rodajas de 5 mm de grosor. Corta el calabacín por la mitad y luego cada mitad en 3 gajos.

Mezcla el pan rallado con el parmesano. Unta el pollo y el calabacín con la harina, sacando el exceso. Seguido por el huevo y luego la mezcla de pan rallado. Calienta la parrilla.

Cubre la base de una sartén con una fina capa de aceite y calienta. En lotes, dora el pollo y el calabacín durante 1 minuto por cada lado hasta que estén dorados. Coloca en una bandeja para hornear.

Mezcla las aceitunas y la salsa de tomate. Luego, vierte la salsa de manera uniforme sobre cada trozo de pollo. Coloca debajo de la parrilla dos estantes hacia abajo durante 5 minutos. 

Antes de servir, cubre con albahaca. Sirve con ensalada, o para una comida más abundante, espaguetis. 

Te recomendamos leer: PANECILLOS DULCES DE QUESO POLACO.