Todos estamos de acuerdo en que los nudos de ajo calientes, que gotean en una mantequilla de hierbas con queso, son simplemente irresistibles. ¿Cuántas veces has estado en tu restaurante italiano favorito y ya sabes que los vas a pedir incluso antes de sentarte? 

Una aspiración de ese aroma embriagador de la mesa de al lado y es una conclusión inevitable. Los nudos de ajo son uno de los placeres simples de la vida.

Ingredientes para preparar nudos de ajo 

Consejo rápido: Este Buen Fin puedes comprar cualquier ingrediente para tus comidas de la semana y además cualquier accesorio necesario para cocinarlas a los mejores precios. Recuerda que obtener lo que tenías en mente a un mejor precio es aún mejor ¿no crees?.

  • 1 libra de masa de pizza preparada, a temperatura ambiente
  • 1/4 taza de mantequilla sin sal, derretida
  • 2 cucharadas de queso parmesano recién rallado
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de orégano seco
  • 1 cucharadita de hojuelas de perejil seco
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1/2 taza de salsa marinara tibia, para mojar

Pasos para hacerlo

Reúne los ingredientes. Forra 2 bandejas para hornear con borde con papel pergamino y reserva. Divide la masa de pizza preparada en 4 piezas, luego cubre con papel film y deja reposar a temperatura ambiente durante 1 hora.

Trabajando una pieza a la vez y manteniendo las piezas restantes cubiertas, enrolla la masa sobre una superficie ligeramente enharinada en un rectángulo de 6 x 4 pulgadas. (Si la masa es difícil de enrollar y regresa, déjala reposar durante 15 minutos y continúa). Corte la masa en cuatro tiras. Repite con las piezas de masa restantes.

Ata cada tira en un solo nudo, asegurándote de que no haya un saliente de más de 1 pulgada. (Esto permite que la masa suba en una bonita forma de nudo compacto en lugar de verse como un moño). Transfiere cada uno a las bandejas para hornear preparadas.

En un tazón pequeño, combina la mantequilla derretida, el queso parmesano, el ajo en polvo, el orégano seco, las hojuelas de perejil seco y la sal.

Cepilla los nudos con la mitad de la mezcla de mantequilla, cubre ligeramente con plástico y deja crecer en un lugar cálido hasta que se infle, aproximadamente 30 minutos.

Cuando esté listo para hornear, precalienta el horno a 400 F. Hornea los nudos de ajo hasta que estén dorados, de 13 a 15 minutos. Retira los nudos del horno y unta con la mezcla de mantequilla restante. Sirve inmediatamente con salsa marinara tibia para mojar.

Te recomendamos leer: MAGDALENAS ALEMANAS DE CHOCOLATE.