Los minisplits son una excelente manera de mantener un clima interno constante dentro de nuestros hogares u oficinas, sin importar el clima exterior. Nos brindan la capacidad de mantener la temperatura fresca durante el verano y cálida durante el invierno, sin extremos desagradables. Muchas personas tienen la duda específica de qué son exactamente estos sistemas y cuál conviene más en mi casa?

¿Qué son los sistemas de refrigeración y calefacción minisplits?

Muchas casas y oficinas a menudo se construyen con sistemas HVAC de aire central. Estos sistemas se denominan sistemas divididos y se separan en dos partes. Un compresor exterior está situado fuera de la casa u oficina conectado a una unidad de tratamiento de aire interior que está conectada a un termostato que puede ser operado por el propietario.

Estas unidades interiores y exteriores están conectadas por tuberías de cobre que hacen circular el refrigerante entre ambas unidades. El aire circula dentro de la casa mediante conductos de suministro y retorno que están conectados a la unidad interior. El aire llega a cada habitación a través de las líneas de los conductos de suministro, mientras que los conductos de retorno devuelven el aire a la unidad interior.

¿Cómo funcionan los sistemas sin conductos?

Los sistemas HVAC sin ductos, llevan el nombre de minisplits, estos funcionan de una manera notablemente simple. En primer lugar, el aire se toma de la habitación a través de la unidad de tratamiento de aire. Luego, este aire se transporta al condensador a través de una serie de tuberías donde se pone en contacto con una serie de serpentines que contienen refrigerante.

Cuando el aire caliente y húmedo dentro de la habitación entra en contacto con las bobinas, les transfiere su energía, convirtiendo el líquido refrigerante en el interior en gas. Luego, este elemento se envía a la parte del compresor de la unidad del condensador, donde se recicla y se transforma de nuevo en líquido. Luego, el aire recién enfriado se alimenta al controlador de aire, donde se expulsa de nuevo a la habitación. Con ciclos repetidos, la temperatura de la habitación cae. Estas características hacen que los minisplits sean elementos fundamentales en infraestructuras en climas extremos y un gran aliado en cualquier tipo de infraestructura.