Los vegetales son bien conocidas por sus beneficios para la salud. Además, las verduras son ricas en vitaminas, minerales y fibra, mientras que son bajas en calorías.

Por eso las verduras saludables, no las tienes qué descartar al momento de planear tus alimentos diariamente.

Verduras como la espinaca

Debido a su notable contenido de nutrientes, esta hoja verde ocupa el primer lugar entre las verduras más saludables, ya que:

  • Por solo 7 calorías, una taza (30 gramos) de espinacas crudas brinda el 56 por ciento de sus necesidades diarias de vitamina A, así como su necesidad diaria completa de vitamina K.
  • La espinaca también tiene un alto contenido de antioxidantes, lo que puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades crónicas.
  • Las verduras de hoja verde oscuro como la espinaca son abundantes en betacaroteno y luteína, dos tipos de antioxidantes relacionados con un menor riesgo de cáncer, según los expertos.

Zanahorias también entran como verduras

Las zanahorias tienen un alto contenido de nutrientes, como:

  • Vitamina A, con solo una taza brinda el 428 por ciento de la ingesta diaria requerida (128 gramos).
  • Las zanahorias contienen betacaroteno, un antioxidante que les da su color naranja brillante y puede ayudar a prevenir el cáncer.
  • De hecho, un estudio encontró que comer una porción de zanahorias cada semana redujo el riesgo de cáncer de próstata de los participantes en un 5%.

Las zanahorias también pueden disminuir el riesgo de cáncer de pulmón en los fumadores, según otro estudio. Los fumadores que no comían zanahorias al menos una vez a la semana tenían un riesgo tres veces mayor de cáncer de pulmón en comparación con los que sí lo hacían.

Brócoli

El brócoli es un miembro de la familia de las verduras crucíferas.

  • Tiene un alto contenido de glucosinolato, una molécula vegetal que contiene azufre, así como sulforafano, un subproducto del glucosinolato.
  • El sulforafano es importante ya que se ha descubierto que tiene propiedades anticancerígenas.
  • Se descubrió que el sulforafano disminuye el tamaño y la cantidad de células de cáncer de mama al mismo tiempo que inhibe el crecimiento tumoral en ratones en una investigación con animales.

El brócoli también puede ayudar en la prevención de otras enfermedades crónicas.