Si fuiste el tipo de niño que mantenía los juguetes bonitos y ordenados o se negaba a sacarlos de la caja, este artículo te pude interesar. Es posible que en ese entonces hayas sido el blanco de muchas de las bromas de tus amigos; sin embargo, llegó el momento de que seas tú el que se ríe. Ya que esos juguetes que tan bien guardaste ahora podrían valer una fortuna, como es el caso de los ejemplos que verás a continuación.

Muñecas Polly Pocket

Estos pequeños juguetes y sus casas fueron las posesiones más preciadas de muchas niñas a finales de los 80 y principios de los 90. En 1998, Mattel compró la marca Polly Pocket y comenzó a fabricar muñecas un poco más grandes, pero si tienes las de tamaño original fabricadas entre 1989 y 1998, ¡estás de suerte! Los juegos todavía en su empaque original se han vendido por cientos de dólares.

Cartas de Pokémon

Los niños de todo el mundo han estado tratando de “atraparlos a todos” desde los años 90, e incluso en ese entonces existían cartas raras que todos intentaban obtener. De hecho, un conjunto en impecables condiciones y con una tarjeta Charizard holográfica se subió a la oferta en eBay en febrero de 2019, la oferta comenzó en $12,000 dólares y se vendió por $25,000.

Juguetes Furby

Furby era pequeño, portátil y hablaba en su propio idioma extraño. ¡Sin mencionar que tenía un aspecto bastante espeluznante! Sin embargo, la criatura mitad búho mitad hámster era una figura imprescindible en 1998. Los Furby originales se han vendido por cientos de dólares, así que no estaría mal buscar a tu viejo amigo en el baúl.

Juguetes de Power Rangers

Los Power Rangers de Mighty Morphin irrumpieron en la escena de los sábados a principios de la década de 1990. Las figuras de acción originales se pueden encontrar en internet por mucho más de lo que hubiera pagado en los años 90.

La nostalgia es un valor fundamental a la hora de hacer negocios, esto lo deja muy claro el mercado de juguetes antiguos. Así que cuida de tus muñecos de acción y peluches, pues no sabes cuánto pueden llegar a valer en unos años.