No es raro querer malcriar a su perro compartiendo sobras de la mesa o su merienda favorita de unas frutas y verduras deliciosas en lugar de una golosina para perros. Después de todo, si es seguro para usted comer, debe estar bien para su perro, ¿verdad? No necesariamente. Si bien los alimentos para muchas personas son perfectamente seguros para los perros, algunos son muy poco saludables y francamente peligrosos, por lo que es fundamental saber qué frutas y verduras pueden comer los perros.

A continuación, te mostraremos algunas de las frutas y verduras que puede comer tu perro:

Manzanas

Si, los perros pueden comer manzanas. Las manzanas son una excelente fuente de vitaminas A y C, además de fibra para su perro. Son bajos en proteínas y grasas, lo que los convierte en la merienda perfecta para perros mayores. Solo asegúrese de quitar las semillas y el corazón primero. Pruébelos congelados para un refrigerio helado para un clima cálido. También puede encontrarlo como ingrediente en golosinas para perros con sabor a manzana.

Plátanos

Sí, los perros pueden comer plátanos. Con moderación, los plátanos son una excelente golosina baja en calorías para los perros. Tienen un alto contenido de potasio, vitaminas, biotina, fibra y cobre. Son bajos en colesterol y sodio, pero debido a su alto contenido de azúcar, los plátanos deben administrarse como un premio, no como parte de la dieta principal de su perro.

Arándanos entran en frutas y verduras

Sí, los perros pueden comer arándanos. Los arándanos son un superalimento rico en antioxidantes, que previenen el daño celular en humanos y caninos por igual. También están llenos de fibra y fitoquímicos. ¿Enseñarle a su perro a atrapar golosinas en el aire? Pruebe los arándanos como alternativa a las golosinas compradas en la tienda.

Melón

Sí, el melón es seguro para los perros. El melón está repleto de nutrientes, es bajo en calorías y es una gran fuente de agua y fibra. Sin embargo, tiene un alto contenido de azúcar, por lo que debe compartirse con moderación, especialmente en perros con sobrepeso o diabetes.

Brócoli

Sí, el brócoli es seguro para que los perros lo coman en cantidades muy pequeñas y es mejor servirlo como un bocadillo ocasional. Es rico en fibra y vitamina C y bajo en grasas. Sin embargo, las flores de brócoli contienen isotiocianatos, que pueden causar irritación gástrica de leve a potencialmente severa en algunos perros. Además, se sabe que los tallos de brócoli causan obstrucción en el esófago.

Coles de Bruselas

Sí, los perros pueden comer coles de Bruselas. Las coles de Bruselas están cargadas de nutrientes y antioxidantes que son excelentes tanto para los humanos como para los perros. Sin embargo, no se los alimente en exceso a su perro, ya que pueden causar muchos gases. El repollo también es seguro para los perros, ¡pero viene con la misma advertencia de gas!

Zanahorias como opción de frutas y verduras

Sí, los perros pueden comer zanahorias. Las zanahorias son un excelente refrigerio bajo en calorías que tiene un alto contenido de fibra y betacaroteno, que produce vitamina A. Además, esta verdura de naranja es excelente para los dientes de su perro (y divertida).

Apio también entra en la categoría de frutas y verduras

Sí, el apio es seguro para los perros. Además de las vitaminas A, B y C, este refrigerio verde crujiente contiene los nutrientes necesarios para promover un corazón sano e incluso combatir el cáncer. Como si eso no fuera suficiente, también se sabe que el apio refresca el aliento de los perros.

Espinacas

Sí, los perros pueden comer espinacas, pero no es una de las mejores verduras que querrás compartir con tu cachorro. La espinaca tiene un alto contenido de ácido oxálico, que bloquea la capacidad del cuerpo para absorber calcio y puede provocar daño renal. Si bien su perro probablemente tendría que comer una gran cantidad de espinacas para tener este problema, podría ser mejor ir con otro vegetal.

A continuación: ALIMENTOS DELICIOSOS QUE NO SABÍAS QUE PODÍAS ASAR