Comprar una sala nueva es una de las compras que si a lo mejor no son una prioridad cuando decides formar tu propio hogar, sí es importante que te tomes tu tiempo para elegir el mueble adecuado. Piensa que aquí vas a recibir invitados y vas a pasar buena parte de tu tiempo, viendo películas e incluso trabajando.

Además de pensar en decorar el espacio de una forma agradable, la sala debe cumplir con algunas características para que sea un mueble muy cómodo, duradero y que no se dañe tan fácilmente.

Sigue estos consejos para elegir la mejor opción.

¿En qué te debes fijar al momento de elegir una sala?

Mide tu espacio. Lo primero que debes hacer es tomar medidas de tu espacio, para saber con cuántos metros cuentas y cuántos muebles puedes colocar en ese espacio. Al no medir de manera adecuada o saltarte este paso, corres el riesgo de tener un espacio saturado de muebles y de difícil acceso para tus invitados. Por el contrario si mides bien tu espacio y planificas el acomodo de los muebles podrás disfrutar más tu estancia. Por lo menos debe dejar unos 90cm en los pasillos para poder transitar libremente.

Define la función del mueble. ¿Qué uso le darás? ¿Quién lo va a usar? ¿Cuántos lo ocuparán? ¿Será la sala principal? Recuerda que en la sala principal lo primordial es hacer que tus invitados se sientan igual o más cómodos que en su casa. Aquí es dónde podrás demostrar tu buen gusto. Por otro lado si tienes la TV en tu sala y eres de las personas que ama ver películas en una tarde de descanso, entonces es necesario contar con un sofá cómodo incluso de ser posible sofá cama para poder recostarte cómodamente, de igual modo es apropiado contar con un posapie para mayor comodidad a la hr de ver tu serie favorita.

Te puede interesar: lo que se espera del buen fin este 2020

Elige una textura cómoda. Puedes optar por microfibra, lino, vinil o vinipiel, cada uno tiene sus ventaja y desventajas, por ejemplo la microfibra es muy cómoda e hipoalergénica sin embargo su duración y tiempo de vida es muy corto. Por otro lado el lino es muy buena opción si buscas resistencia y más aún si tienes niños pequeños en el hogar ya que es de fácil limpieza. Por último la vinipiel te da una vista agradable, sin embargo el cuidado y mantenimiento suele ser complicado.

Define el color. Nosotros te recomendamos los tonos neutros, ya que es más sencillo volver a pintar tus paredes que volver a cambiar de sala. Por eso es recomendable usar tonos neutros en muebles grandes (sala) y los puedes acentuar con colores brillantes empleados en tu decoración secundaría. Puedes inspirarte en la naturaleza o en los espacios que más te agraden.

Una vez considerando esto, será mucho más fácil tomar una decisión adecuada. No olvides revisar nuestras demás publicaciones sobre decoración para tener más ideas.