No hay nada más divertido que sufrir un corte de energía durante una acalorada batalla en línea; excepto cuando el corte provoca un aumento repentino, fríe una plataforma de juego costosa y arruina un mes completo de juegos en solo una noche. La forma más fácil de prevenir este escenario es con un simple y útil supresor de picos.

¿Cuándo es recomendado cambiar un supresor de picos?

Se recomienda reemplazar un supresor de picos cada dos años. Es ideal revisar los protectores contra sobretensiones después de una gran tormenta para ver si aún puede proteger los dispositivos electrónicos conectados. No todos los protectores de este tipo informan a los usuarios de esto, pero un probador especializado para este tipo de dispositivos puede ayudarnos a saber con exactitud el estado de nuestro supresor de picos.

Cosas para revisar al momento de hacer una compra

La parte más importante de un supresor de picos es su protección. Los protectores contra sobretensiones se clasifican en jules. Esta clasificación dicta qué tan fuerte puede ser una sobretensión eléctrica, pero es una clasificación acumulativa. Por lo tanto, si un protector contra sobretensiones tiene una capacidad nominal de 1000 jules, puede recibir una sobretensión de 1000 jules o 10 sobretensiones de 100 julios. Se recomienda tener una potencia entre 1000 y 2000 jules. Si bien algunas personas pueden sentir la necesidad de tener más protección, otras pueden sentir que no es necesario para su configuración.

Lo siguiente a tener en cuenta es la garantía. Varios factores intervienen en la garantía de un supresor de picos. El primero es la duración de la garantía. Algunas garantías superan con creces los dos años, pero la mayoría tienen entre 18 meses y dos años. El otro es la protección de precios. Algunos protectores contra sobretensiones ofrecen una garantía sobre los componentes electrónicos hasta un precio fijo si puede probar que el protector causó el daño. Sin embargo, comprar la garantía más larga y de mayor costo no sirve de nada si no está registrada.