Últimamente hemos visto el boom de los relojes inteligentes frente a los tradicionales. Los relojes inteligentes son convenientes y útiles, además de divertidos de usar. Los diseñadores están agregando toques elegantes y con estilo, haciéndolos más atractivos que los diseños originales. Algunas compañías están ofreciendo relojes inteligentes híbridos que ofrecen una atractiva combinación de características de ambos tipos.

Aquí, echamos un vistazo más de cerca al reloj inteligente frente al reloj tradicional que conocemos, profundizando en los beneficios de cada uno. Una vez que tengas claro las diferencias que pueden otorgar y cuál te conviene más, podrás tomar una mejor decisión en tu próxima compra de relojes.

Relojes inteligentes contra relojes tradicionales

Historia de los relojes inteligentes

La tecnología portátil ha evolucionado a pasos agigantados desde que Seiko introdujo los primeros relojes inteligentes en 1984. Las primeras computadoras de muñeca ayudaban a sus usuarios a tomar notas, programar reuniones y hacer cálculos básicos.

En 1994, cuando se introdujo Timex Datalink, los relojes inteligentes podían comunicarse con las PC a través del modo de transferencia de datos inalámbrica. Seiko presentó la primera combinación de reloj y teléfono en 1999 y el ritmo se aceleró. Para 2013, la mayoría de las empresas de computación estaban inmersas en investigación y desarrollo.

El primer reloj inteligente de Apple se lanzó en 2015 y el Gear S2 resistente al agua de Samsung hizo su debut el mismo año. 2016 vio la introducción de un reloj inteligente Samsung actualizado, el Gear S3, junto con el TAG Heuer Connected.

A medida que pasa el tiempo, las funciones de los relojes inteligentes se enriquecen y la tecnología mejora. Varios modelos funcionan como teléfonos independientes que son compatibles con aplicaciones populares, y otros están reducidos para una apariencia más elegante y lujosa.

Beneficios y contras de los relojes inteligentes

Los relojes inteligentes llegaron para quedarse, y que mejorarán aún más con el tiempo. Para aquellos que aman interactuar con la última tecnología, esta es una noticia fantástica. Es muy emocionante para todos los demás también; gracias a las funciones útiles que ofrecen, es muy fácil ver que los beneficios son numerosos.

Inconvenientes:

  • El tamaño de pantalla es pequeño.
  • Duración limitada (pero creciente) de la batería.
  • La tecnología evoluciona rápidamente y los dispositivos electrónicos tienen una vida útil limitada. Los usuarios necesitarán un nuevo reloj aproximadamente al mismo ritmo que necesitan un nuevo teléfono inteligente; dependiendo de sus necesidades y los dispositivos que elijan, eso podría ser anual o cada pocos años.

Beneficios y contras de los relojes tradicionales

Los relojes tradicionales son maravillas tecnológicas por derecho propio. Las diminutas piezas móviles fascinan a la vista y las lujosas características añaden un toque de clase al guardarropa del usuario. Los diamantes brillantes, los metales preciosos y las características intrincadas brindan un atractivo visual aún mayor.

Al igual que una hermosa pieza de joyería, un reloj de lujo es único, especial y duradero. Un coleccionista puede disfrutar manteniendo varios relojes diferentes que mantengan su valor en su guardarropa y usarlos para diferentes ocasiones y diferentes propósitos, y hay algo bellamente nostálgico en la simplicidad evocada por un reloj tradicional.

Un reloj bien diseñado nunca parece obsoleto; de hecho, algunos de los mejores pueden durar toda la vida e incluso pasar de una generación a la siguiente. Casi todos los relojes de lujo se pueden describir con precisión como arte portátil, y la mayoría vienen con una historia muy interesante adjunta.

Muchas personas continúan disfrutando de usar relojes tradicionales al menos parte del tiempo y cambiarlos por relojes inteligentes según sea necesario. Es muy parecido a decidir qué reloj tradicional usar con un determinado estilo de ropa o para una determinada ocasión, y es igual de divertido. Si bien los relojes inteligentes no mantienen su valor como lo hacen los relojes de lujo tradicionales, hay un lugar para ellos en casi cualquier guardarropa.