Todos los que alguna vez manejamos una computadora conocemos la aterradora pantalla azul de la muerte. La mayoría de las veces, este y otros problemas preocupantes de nuestros equipos se pueden solucionar reiniciándolos; sin embargo, hay errores que son síntomas de un problema mayor.

Para empezar, debes considerar reemplazar tu computadora una vez cada cuatro años. Eso se basa en un análisis de costos, más el tiempo promedio que se tarda en desgastar las partes internas de la computadora. Los ordenadores no están diseñados para durar mucho tiempo, e incluso si lo estuvieran, el software se actualiza tan rápido, que las máquinas más antiguas no podrían mantenerse al día con los nuevos programas.

Señales de que necesitas una nueva computadora

Siempre que los problemas de una computadora no hagan que sea imposible realizar las tareas deseadas, está bien seguir con ella. Las señales de que un equipo se está desgastando o necesita alguna actualización son bastante conocidas. La pantalla azul es una señal de que las cosas pueden ir mal dentro de tu equipo. Aunque no siempre es un síntoma de que está a punto de fallar y quemarse.

Otra señal de que está mal es el sobrecalentamiento constante. Todas las computadoras se sobrecalentarán si bloqueas los ventiladores de enfriamiento, pero si se calienta sin razón aparente, es momento de preocuparse. Es normal que se acumule polvo dentro, esto puede hacer que los ventiladores funcionen de manera menos eficiente. Situación que puede dañar los componentes internos necesarios para la informática.

Las computadoras nuevas pueden pasar rápidamente de apagarse o dormir a estar completamente listas para funcionar. Si la tuya tarda unos minutos en iniciarse y luego es lenta durante el primer período de operación, es hora de considerar una nueva.

El mantenimiento a tu computadora es fundamental

Si ya tienes una computadora, asegúrate de mantenerla al día con el mantenimiento adecuado, tanto de software como físico. Mantén actualizada su protección antivirus, limpia el teclado y las ranuras del ventilador con regularidad y presta atención a cualquier problema que aparezca. A menudo, se pueden arreglar. Pero, si te encuentras con problemas sin solución, siempre puedes añadir una computadora nueva en tu lista de deseos.