Los mejores defensores de superficies, desde almohadillas de fieltro hasta copas de goma, son versátiles. Además de proteger las superficies de tus muebles contra rasguños, rayones y golpes, también amortiguan el ruido y pueden hacer que sean fáciles de mover o permanecer en su lugar, y fáciles de instalar.

 Desde accesorios de mesa hasta el plato de agua de su mascota, descubra cómo proteger cualquier superficie de su hogar con estos útiles consejos:

Accesorios

Las almohadillas hechas de fieltro u olefina sintética se adhieren fácilmente a la parte inferior de los electrodomésticos y los mejores muebles para tu casa, facilitando su deslizamiento por su espacio y ayudando a amortiguar el sonido. Elije entre cuadrados o círculos recortados, o compre láminas y córtalas para que se adapten a la forma del electrodoméstico. La parte trasera súper pegajosa de las almohadillas se adhiere a prácticamente cualquier objeto limpio, lo que las hace ideales para electrodomésticos.

Terciopelo Adherible

Los rollos de terciopelo cuentan con respaldo adhesivo y, debido a que son más delgados que las almohadillas de fieltro son una opción discreta para artículos más pequeños como cerámica. Evitarán que sus productos se rayen y abollen la madera, el metal, el vidrio o los azulejos. Sin embargo, no se recomienda su uso en madera sin terminar.

Estantería

Los revestimientos con vinil auto adherible para estantes y cajones protegerán la pintura o laca de sus gabinetes, entre otros muebles. Se venden en rollos y están disponibles en una variedad de colores y patrones. Recomendamos usar el tipo antideslizante y no adhesivo para obtener los mejores resultados. Instalarlos no podría ser más fácil: simplemente corte los revestimientos a medida y colóquelos en su lugar. Úselos en los armarios de la despensa para amortiguar y proteger sus platos y cristalería.