Elegir los muebles correctos, desde el estilo y los materiales de acuerdo con su duración, puede ser complicado. Incluso puede provocar ansiedad, ya que no deseas invertir mucho dinero solo para descubrir que no era el aspecto que realmente pretendías crear. Ya sea que te acabas de mudar a una casa nueva, o deseas darle un look distinto a tu hogar en el que tienes años viviendo, si sigues algunos conceptos básicos de compra importantes, será mucho más probable que tomes buenas decisiones.

Elige un tema

Será mucho más fácil elegir muebles que se complementen entre sí eligiendo un tema, como contemporáneo, casual o rústica. ecléctica o tradicionales. Existen muchas guías o ejemplos de muebles de acuerdo con el tipo de ambiente que desees tener en casa.

Define tus necesidades

Piensa en todo lo que tú y tu familia necesitan y cómo los muebles pueden hacer que stu vida cotidiana sea más cómoda. Por ejemplo, tú y tu pareja probablemente necesitarán una cama más grande, quizás una cama queen o king size, mientras que una litera o dos camas individuales en las habitaciones para dos hermanos tienen más sentido. Considera el propósito de cada habitación: una habitación para relajarse debe tener un aspecto diferente de la que está destinada para trabajar o estudiar y también requiere diferentes tipos de muebles.

Tu estilo de vida también debe jugar un papel en las elecciones que tomes: ¿tienes niños pequeños o mascotas? Es posible que no desees una sala costosa de cuero.

Considera el diseño de cada habitación

Cada habitación tiene sus propias dimensiones únicas con las que deberás trabajar. Piensa no solo en el estilo del interior de tu hogar, sino también en el tamaño y la escala de cada espacio. Tome en cuenta las dimensiones de cada mueble así como el espacio que tienes en cada habitación.

Elige las piezas de anclaje primero

Primero construye los cimientos al decidir sobre las piezas de anclaje, como el sofá de una sala de estar, una mesa de comedor y las camas en las habitaciones. Luego termina el resto de la habitación trabajando alrededor de esa pieza fija. No tienes que elegir juegos de muebles, ya que las piezas que parecen copias al carbón pueden dejar la habitación sin inspiración. No tengas miedo de mezclar un poco las cosas. Recuerda que un mueble es una inversión en tu hogar, y también dice mucho sobre quién vive allí. Elige los artículos que amas ahora y que probablemente continuarás amando en el futuro.

Qué más hay que tener en cuenta

Probablemente encontrarás muchas piezas geniales que no son necesariamente las adecuadas para tu hogar. Asegúrate de tener en cuenta la durabilidad, la función, la necesidad y la estética al comprar los muebles adecuados para tu hogar. Si bien lo más importante es que lo disfrutes, equilibra tu afinidad por las piezas con la objetividad.

Mida cada habitación, echa un vistazo en profundidad al espacio y cómo lo usas, y asegúrate de evaluar cualquier artículo que ya tengas. No dejes que los momentos fugaces de aburrimiento te hagan deshacerte de los muebles que amas.