La estufa de gas se utiliza en la mayoría de las cocinas y son las preferidas por la mayoría de los chefs de todo el mundo. Pero incluso las estufas más confiables de gas plantean algunas preocupaciones importantes de seguridad: ¿cómo lidiar con ellas?

Manejo de la llama de las estufas

La llama en las estufas de gas se puede controlar fácilmente girando la perilla y cambiando entre baja, media y alta. Nunca debe salir de debajo de los utensilios de cocina colocados en los quemadores, ya que eso puede exponer sus dedos al calor.

Manteniéndola

Debe asegurarse de que los quemadores y las rejillas no se retiren inmediatamente después de la cocción y darles tiempo para que se enfríen.

Usar los utensilios adecuados

Un requisito previo esencial para garantizar la seguridad al usar estufas de gas es usar los utensilios o utensilios de cocina adecuados.

Monitoreo de monóxido de carbono en estufas

Uno de los factores adversos más importantes del uso de una estufa de gas es que emita monóxido de carbono nocivo. Al ser incoloro e inodoro, es imposible que detecte las emisiones de monóxido de carbono a menos que experimente sus efectos perjudiciales.

Cocina proactiva y cuidadosa

El tipo de atención que prestas a los pequeños detalles cuando cocinas puede ser un factor determinante de la seguridad con la que estás usando tu estufa de gas.

Prevención de fugas de gas y peligros de incendio

Ser consciente de su entorno y observar incluso los más leves signos de posibles contratiempos es clave para garantizar la seguridad al usar estufas de gas.

Mantener alejados los objetos inflamables

Todos los utensilios o frascos de plástico, envoltorios de papel de aluminio y recipientes de vidrio herméticos deben mantenerse a una distancia segura de la estufa de gas, principalmente cuando se está utilizando, ya que la flama y / o el calor puede quemarlos.

Ya leíste: CÓMO FUNCIONAN LAS ESTUFAS Y HORNOS INTELIGENTES