Para algunos, la limpieza es lo más relajante del mundo, una actividad que esperan con ansias todos los días, semanas o meses. Para otros, puede ser increíblemente estresante y agotador, especialmente cuando tienes un millón de cosas más en tu plato. 

De cualquier manera, es probable que haya ocasiones en las que puedas ver la suciedad y el polvo acumulándose alrededor de la casa, pero poco tiempo para deshacerte de ellos. Con estos consejos, finalmente conocerás el secreto para limpiar tu casa rápidamente. 

Consejo rápido: Si te interesa mantener cada aspecto de tu hogar impecable te recomendamos utilizar una de las lavadoras del mercado actual. Esto ayudará a que la limpieza de la ropa de toda tu familia sea mayor.

La mejor manera de tener una limpieza única 

El mayor error que comete la gente es limpiar habitación por habitación (esto se llama “limpieza de zona”). ¡Es demasiado lento! 

Muchos profesionales están a favor de la limpieza de tareas, es decir, completar una tarea, como quitar el polvo, en toda la casa, antes de comenzar la siguiente.  Sigue estos siete pasos y toda tu casa brillará en cuatro horas.

La guía de limpieza definitiva

Para cada tarea, comienza en el punto más alto de la habitación (si estás quitando el polvo, esto podría significar estantes altos) y muévete de izquierda a derecha a través de la habitación. De esta manera, no se perderá nada y no arrojarás polvo accidentalmente sobre los estantes inferiores ya limpios.

Paso 1: desempolva tu casa

Quita el polvo de cada habitación, incluida la parte superior de todos los muebles, la parte inferior de los estantes y todos los pasamanos, así como los marcos de fotos, pantallas de televisión y chucherías. Para eliminar las huellas dactilares, humedezca un paño de microfibra con agua tibia.

Paso 2: Limpiar la tela de los muebles

Pasar por la casa y desnudar y rehacer las camas; arreglar las almohadas o las mantas de los muebles. Cepilla las superficies de los muebles con una extensión de aspiradora según sea necesario.

Paso 3: Limpiar espejos y vidrios

Limpia los espejos y las ventanas de toda la casa, hazlo con un paño o trapo seco y otro húmedo, esto evitará que se queden rayas en ellos. 

Paso 4: Superficies limpias

Limpia todas las superficies y mostradores de la casa, desinfectando según sea necesario.

Paso 5: limpiar la cocina y el baño

Camina y rocía limpiador en bañeras, lavabos e inodoros. Regresa y friega. Luego, en la cocina, limpia el interior del microondas y las puertas de los gabinetes y electrodomésticos.

Paso 6: limpiar pisos

Barre, luego trapea o friega los pisos del baño y la cocina, y cualquier otro piso que lo necesite..

Paso 7: Aspira la casa

Esto puede que te lleve un poco de tiempo, pero valdrá totalmente la pena, no olvides ningún rincón. 

Continúa leyendo: GUÍA DE COMPRA DE SALAS DE ESTAR.