Como sugiere el nombre, los reguladores de voltaje para automóviles o los reguladores de conmutación controlan el voltaje producido por este vehículo. Sin el regulador de voltaje del alternador, la potencia de la electricidad de entrada sería demasiado alta y sobrecargaría los sistemas eléctricos de los vehículos.

Para evitar eso, estos reguladores funcionan como un estabilizador lineal en el sentido de que aseguran que la salida del alternador mantenga un voltaje de carga constante entre 13.5V y 14.5V. Por esta razón es que los reguladores son extremadamente importantes actaulemnte.

¿Cómo funcionan los reguladores de voltaje del automóvil?

El proceso comienza cuando enciende el interruptor de encendido. La tensión va desde la batería de combustión del coche hasta el motor de arranque, que da vida al motor a través de la.

Una vez que el motor está en marcha, una correa de transmisión hace girar un rotor dentro del alternador, electrificando la bobina de campo y descubriendo el voltaje de CC para cargar la batería. Sin embargo, antes de que la fuente de alimentación pueda llegar a la batería, tiene que pasar por los reguladores de voltaje electrónicos.

La fuente de alimentación fluye a través del regulador del alternador, que contiene diodos como un Zener, un transistor y varios otros componentes. Juntos, estos diodos encienden y apagan el alternador a medida que fluctúa la salida de voltaje del circuito de campo, controlando efectivamente el ciclo de trabajo.

¿Cómo probar el regulador de voltaje de un automóvil?

Si ha notado problemas con el sistema eléctrico de su automóvil, es posible que desee probar los reguladores de voltaje electrónicos. Esto puede ayudarlo a determinar qué parte del sistema eléctrico de su automóvil está causando el problema.

Además, probar un regulador de voltaje es bastante sencillo, pero requiere un multímetro. Incluso hay modelos que ya informatizaron el funcionamiento del regulador y sus resultados directos.