Lo primero que debes saber es que el aguacate verde no está maduro y el negro blando está demasiado maduro.

Hay varios tipos de aguacates que vienen de varios países, pero para que sean realmente buenos deben estar perfectamente maduros, es decir, deben “dar” un poco, ni duros ni demasiado blandos.

Pasos para escoger un aguacate 

Consejo rápido: ¿Quieres ahorrar tiempo para cocinar mejor tus platillos? Ahora puedes pedir tu supermercado en línea y todos los ingredientes de las recetas que tengas preparadas para tus amigos durante la semana. 

Para comprobarlo, nunca debes presionar con el pulgar sobre la fruta, ya que se magulló la pulpa y dejará una marca marrón que se verá después de pelarla. La forma más sencilla es tomar la fruta con la mano y ejercer una ligera presión con todos los dedos. Deberías sentir cierta flexibilidad.

Si es completamente suave o muy duro, busca otro. Si está firme, cómpralo, pero en este caso déjalo fuera de la nevera uno o dos días para que madure por completo.

Claro, la forma para escoger el aguacate perfecto para tu comida también dependerá de para qué lo quieres, si los necesitas para un ceviche, no podrán estar muy maduros, sin embargo, si los usarás para un guacamole, el que estén demasiado maduros será más que perfecto. 

Una vez que tengas los aguacates perfectos para tu comida, llévalos a casa y disfruta en cualquier receta que tu y tu familia deseen realizar para pasar un buen rato o para una comida completa. 

Te recomendamos leer: MAGDALENAS ALEMANAS DE CHOCOLATE.