Los tomates son versátiles y pueden agregar un toque de sabor (y nutrición adicional) a casi cualquier plato. Son grandes fuentes de vitamina C y vitamina A, además de otros antioxidantes.

Consejo: Recuerda que ahora puedes obtener los ingredientes de todos tus platillos y toda la alacena del mes utilizando alguna app disponible en las tiendas de aplicaciones. Esto te ahorra mucho tráfico. 

Hay muchos tipos diferentes de tomates, por lo que elegir el tamaño y la forma correctos dependerá de para qué desee usar el tomate. 

Los diferentes tomates son más adecuados para ciertas recetas, como ingrediente en ensaladas o para picar.

Para elegir los tomates más frescos y sabrosos, hay ciertas características que debe buscar, independientemente del tipo de tomate que esté comprando.

Qué buscar al recoger sus tomates

1. Piel lisa y sin arrugas

Al elegir sus tomates, busque aquellos que tengan la piel lisa y sin arrugas. Evite los tomates que tienen grandes puntos blandos o piel arrugada.

2. Firme y regordete

Si planea usar sus tomates de inmediato, busque los que estén maduros y listos para usar. Debe sentirse firme al tacto: los tomates que ya no son frescos se sentirán suaves por todas partes. Los tomates jugosos y maduros tienden a ser más densos, por lo que se sentirán un poco más pesados que un tomate inmaduro.

3. Color vibrante

Los tomates vienen en muchos colores diferentes, incluyendo rojo, verde, amarillo, naranja y púrpura. Evite los tomates que son opacos o pálidos, o que muestran signos de decoloración. Las manchas negras o marrones podrían significar que el tomate está empezando a pudrirse. Al seleccionar Tomates, elige aquellos que tengan un color vibrante y consistente.

4. Olor dulce y terroso

¡No olvides probar el aroma del tomate! La fragancia es un indicador de sabor, así que evite comprar tomates que no huelan a nada. Huele el tomate por el tallo, debe tener un olor dulce y terroso.

Te recomendamos leer: CONSEJOS BÁSICOS PARA TENER UNA DIETA SALUDABLE.

Tags: