El auge de las compras a través de apps de despensa en línea ha tardado en llegar. En 2015, más de un tercio (37%) de los compradores compraban alimentos en línea con regularidad. Aunque en el resto del mundo la compra online de comestibles era menos común, ya existía una tendencia creciente, que solo se ha vuelto más pronunciada

Los supermercados han tenido tiempo de prepararse para el cambio a Internet, pero no todos se han mantenido al tanto de las tendencias. Cuando, debido a la necesidad, los consumidores de todo el mundo se movieron masivamente hacia las compras en línea, algunos supermercados se encontraron repentinamente fuera de la carrera. Hoy en día, las empresas que no creyeron e invirtieron en la omnicanalidad se enfrentan a las duras consecuencias de sus decisiones.

Las compras en línea han ido ganando terreno rápidamente entre todas las edades y geografías, y no hay razón para creer que esta popularidad se desvanecerá en los próximos meses. Esto significa que no hay mejor momento que hoy para invertir en la mejora de sus capacidades de comercio electrónico.

Aqui hay unas ideas para que puedas comenzar.

Céntrese en la velocidad y la facilidad de uso

La simplicidad y usabilidad de la plataforma deben ser sus principales objetivos:

Facilite que las personas se registren, encuentren los productos que necesitan, agreguen artículos al carrito, revisen y editen el pedido y paguen.

Habilite el filtrado por subgrupos de elementos para acelerar la búsqueda. Sus clientes preferirían no tener que desplazarse por una lista larga de cien artículos de “pan y pasteles” para encontrar los croissants rellenos de albaricoque que están buscando.

Asegúrese de incluir toda la información relevante del producto. Incluya imágenes de alta calidad y etiquete claramente las marcas, el precio, los ingredientes con valor nutricional y alérgenos, y el tamaño del paquete.

Incluya fechas de vencimiento siempre que sea posible. Si un comprador sabe que el yogur griego dura tres semanas más, puede comprar tres paquetes en lugar de uno.

Apoyar a los compradores que regresan. Brinde a los clientes la posibilidad de recrear pedidos anteriores rápidamente y active listas de compras donde las personas pueden agregar productos básicos y favoritos de la familia. Permita que los clientes registrados vean su historial de compras y compartan la canasta con otros miembros de la familia.

Garantice tiempos de carga de página cortos. Si su sitio es demasiado lento para cargar, los compradores pueden abandonar su carrito sin completar la compra.