Para muchas personas, las bocinas son un producto importante que no puede faltar en casa. Ya sea para escuchar música en casa, o para llevar a las fiestas y reuniones. Sin embargo, elegir la bocina adecuada para ti no es tan sencillo como muchos creen. Además de la marca, es importante tomar en cuenta factores como tamaños, conectividad, tipo de música que escuchas, etc.

Decide cómo usarás las bocinas.

Para escuchar música informal, un par de bocinas de estantería sería más que suficiente. Aquellos que desean una experiencia más intensa pueden actualizarse a altavoces de pie. Los sistemas de sonido envolvente también son una opción de alta gama.

Los subwoofers son bocinas adicionales que agregan profundidad a los graves, que es un tono bajo. Son buenos para películas y música con un rango más bajo, como el rock y el metal.

Para agregar profundidad general a TV y películas, una barra de sonido o una base de sonido es una opción. Estos ocupan menos espacio, requieren menos cableado y se pueden combinar con un subwoofer.

Las bocinas inalámbricas y de pared se benefician de la portabilidad y ofrecen nuevos ángulos de sonido en su habitación.

Considera el mobiliario de su habitación.

Diferentes superficies afectan la calidad del sonido. Las superficies duras y planas reflejan el sonido y las superficies suaves o variables absorben el sonido. El sonido también es más fácil de escuchar en una habitación pequeña. Para tener una idea de la habitación, párate en el centro y aplaude. Cuanto menos transmita el sonido, más potentes serán los altavoces que necesitará.

Una habitación pequeña, como un dormitorio, está bien con altavoces de estantería, pero una habitación grande alfombrada y amueblada se beneficia de altavoces más grandes.

Determina el espacio que tienes disponible.

Si bien los altavoces de estantería caben en una habitación pequeña, no querrás tratar de colocar altavoces de pie anchos allí. El sonido puede abrumar una habitación pequeña incluso si tiene muchos muebles absorbentes. Por otro lado, si desea un sistema de sonido envolvente para su televisor, los altavoces necesitan espacio lejos de la pared y rodearlo.

Donde pondrás los altavoces es importante. Los altavoces dentro de un gabinete, por ejemplo, pueden amortiguarse, pero también lo hacen los altavoces en las esquinas de la habitación ya que las paredes distorsionan el sonido.