Aceptémoslo. Llega un momento en que te van a aparecer canas sin control y no hay forma de pararlo. Hasta ahora no hay ningún producto que prevenga su aparición. Así que si ya te encuentras en esta situación, te recomendamos seguir estos tips para que tu cabello esté en mejores condiciones. Y por cierto, recientemente el cabello grisáceo se ha puesto de moda, así que estarás en tendencia.

El reto es que las canas conserven su color blanco y no se amarillen, como suele suceder. No es muy complicado, pero hay que ser constante, porque este tipo de cabello es más delicado que el normal.

Te puede interesar: cómo iniciar en la alimentación saludable

Lista de consejos para que las canas se vean bien

1. Lavarlo con dos tipos de shampoos

En primer lugar, un shampoo para cuidarlo. Tiene que ser uno de volumen o neutro si se trata de unas canas naturales; o uno nutritivo e hidratante si se trata de pelo decolorado. En el pasillo del super de salud y belleza hay muchas opciones según sea tu caso.

1. Lavarlo con dos tipos de champús

En primer lugar, un champú para cuidar. Tiene que ser uno de volumen o neutro, si se trata de unas canas naturales; o uno nutritivo e hidratante si se trata de pelo decolorado.

Y, en segundo lugar, un shampoo para embellecer. Se aplica una segunda dosis, esta vez de color violeta, que se deja actuar durante unos minutos. El tono azulado de estos productos neutraliza la tendencia del cabello canoso y el decolorado a ponerse amarillo.

2. Aplicar una mascarilla nutritiva

La decoloración seca extraordinariamente el pelo, por lo que el uso de la mascarilla es fundamental. De hecho, mientras en pelo canoso natural se recomienda usarla semanalmente, en el decolorado se sugiere hacerlo en cada lavado. 

3. Usar aceites protectores en verano 

El sol es un potente agresor del cabello y, como tal, exponerse a él durante mucho tiempo en los meses más calurosos del año, puede alterar el color. Si se acude a la playa o la piscina, lo mejor es utilizar un aceite protector para el pelo y cubrirlo con un pañuelo o un sombrero.

4. Mantener el color mediante la matización 

El matiz que se utiliza tras la decoloración no deja de ser un tinte que pierde fuerza con el tiempo. Lo lógico, por tanto, es volver a repetirlo una vez al mes. Y acude de preferencia al mismo salón de belleza, pues cada uno tiene sus productos especiales y someter a tu pelo a tantos cambios, podría ser contraproducente.

5. Imprescindible: un corte actual

Para llevar el pelo con canas sin parecer tu abuelo, resulta fundamental llevar un corte con movimiento, algo desenfadado. Checa con tu estilista cuáles son las tendencias más actuales en cabello para lucir genial.