El No Break no solo es para uso doméstico. Las grandes empresas requieren un alto nivel de protección por la gran cantidad de equipos y dispositivos con los que trabajan. Tales como servidores, escáneres, cámaras IP, aire acondicionado, computadoras, iluminación, entre otros. No se puede colocar un respaldo por cada dispositivo eléctrico por su alto costo. Sin embargo, el No Break industrial posee un alto nivel de capacidades que permite mantener la alimentación eléctrica estable mientras se reduce la falta de electricidad o se regula una sobrecarga.

Este tipo de No Break se deben encontrar conectados tanto a la red eléctrica comercial, como a plantas eléctricas de emergencia. Por lo que tienen un amplio rango de protección eléctrica y respaldo. Poseen una capacidad alta de 20 KVA a 160 KVA, tiene un peso de aproximadamente 600 Kg y dan la posibilidad de alimentar a más de 140 computadoras.

Por ello las empresas deben tener un buen diseño de las instalaciones. Donde se cuente con varios circuitos eléctricos identificados y uno se encuentre respaldado por un No Break mientras que el otro no se encuentre respaldado.

Por otro lado, existe una función llamada Bypass. Esta función se encarga de desconectar el paso del No Break a los diversos dispositivos. Permitiendo que mientras la falla este presente las distintas operaciones puedan restablecerse hasta que se resuelva las posibles fallas que estén en la corriente.

Lo primero que se debe conectar son los dispositivos que están respaldados por un No Break. Ya que son los puntos críticos para el funcionamiento y operación de las empresas. Es decir, conectar las diversas computadoras, equipo de red, equipo de comunicaciones, equipo de seguridad interna, las lámparas de emergencia, entre otros. Por otro lado están los equipos que no necesitan contar con respaldo. Puesto que no depende de la producción de la empresa como lo es las impresoras, ventiladores, las cafeteras, la iluminación de forma general, refrigeradores, entre otros.