Con el mundo como está en este momento, la mayoría de las personas ha encontrado un gran aliado en los abarrotes para hacer comidas saludables y deliciosas sin tener que ir a la verdulería. Actualmente hay muchos más productos enlatados de lo habitual, y es posible que tengas dificultades para encontrar un lugar para almacenarlos a todos. Si bien apilar es una solución obvia, un movimiento en falso y terminas esquivando una torre de latas que se derrumban. Por esta razón es que es mejor tener opciones para guardar correctamente nuestros artículos favoritos.

Opciones para acomodar correctamente tus abarrotes

Dispensador de latas hecho en madera

¿Qué tan inteligente es crear tu propio dispensador? Pues es uno de los mejores proyectos para esta pandemia. En este caso en particular, estamos seguros de que es una excelente solución a diversos problemas hogareños. Además, es bastante fácil y asequible de hacer, gracias a las instrucciones proporcionadas por diversos expertos, y nos encanta que puedas incluir vidrio en la parte frontal que te permita ver exactamente los abarrotes que tienes.

Estantes de alambre invertidos

Si tienes estantes de alambre ajustables en tu despensa, debes probar este increíble truco. Todo lo que debe hacer es dar la vuelta a los estantes para que el borde pequeño quede hacia arriba, luego ajustar los soportes o clavijas para que cada estante se incline hacia abajo. Ahora tienes un dispensador de latas súper sencillo de hacer.

Cestas de alambre

¿No te gusta la idea de hacerlo tú mismo? No hay problema. Hay muchas formas de almacenar los abarrotes sin romper el juego de herramientas. Por ejemplo, echa un vistazo a las cestas de alambre apilables; tienen el tamaño perfecto para almacenar latas y se deslizan directamente en tus gavetas o despensa que tengas. También hay estantes para latas súper asequibles que puedes comprar.

Siempre puedes recurrir al reciclaje

Cajas de refrescos recicladas ¡Espera, no deseches esas cajas de refrescos todavía! Estas aplicaciones de cartón son largas y delgadas tienen el tamaño perfecto para almacenar sopas y verduras enlatadas. Todo lo que tienes que hacer es cubrir las cajas de refrescos con un tipo de papel bonito y listo, se convierten en encantadores dispensadores de latas. Puntos extra si agrega etiquetas lindas a cada caja para mantener los abarrotes bien organizadas.