Con las herramientas enumeradas anteriormente, debería poder realizar la mayoría de las reparaciones básicas en su hogar. Sin embargo, si agrega algunas herramientas adicionales a este kit básico, puede realizar proyectos de bricolaje más avanzados y ahorrar aún más dinero. Por ejemplo, puede construir muebles desde cero que tengan el tamaño perfecto para adaptarse a su espacio y sean más baratos de lo que costaría comprarlos ya hechos.

Taladro

Un taladro eléctrico es posiblemente la herramienta eléctrica más útil que puede tener. En realidad, son dos herramientas en una: un taladro y un destornillador. Puede utilizar la función de taladro para hacer agujeros de todos los tamaños. Por ejemplo, puede perforar orificios piloto para tornillos de inicio o orificios más grandes para pasar cables a través de la parte posterior de un mueble de TV.

Reemplace la broca con una broca para destornillador y podrá colocar los tornillos mucho más rápido de lo que podría hacerlo con cualquier destornillador de mano. Esto es útil cuando tiene que colocar muchos tornillos en poco tiempo. Buscará su taladro / destornillador cuando necesite reemplazar un artefacto de iluminación, reparar paneles de yeso o construir cualquier cosa, desde una estantería hasta una caseta para perros.

La mayoría de los expertos dicen que los taladros inalámbricos son los más útiles. No son tan poderosos como sus primos con cable, pero son mucho más fáciles de usar. Por ejemplo, si está construyendo una casa en un árbol, es mucho más fácil transportar su taladro hasta el árbol sin arrastrar un cable de extensión largo detrás de él.

Un taladro inalámbrico de 12 voltios con baterías de iones de litio es el más versátil. Es pequeño y liviano, pero lo suficientemente potente para la mayoría de las tareas de bricolaje. Sin embargo, si realiza muchos trabajos importantes, como construir una plataforma, vale la pena actualizar a un taladro más grande de 18 voltios. Tiene más potencia y puede funcionar durante más tiempo con una carga de batería.