Los electrodomésticos de la cocina de su hogar constituyen una de las mayores inversiones para su bolsillo, así como para su tiempo, lo que equivale a funcionalidad para su estilo de vida en la cocina. Comprar electrodomésticos de cocina puede ser una tarea abrumadora cuando se examinan todas las opciones, desde el ahorro de energía hasta los modelos de diseño de alta gama y los modelos de bajo costo, ¿cómo eliges? Estos son algunos consejos que le guiarán a través del proceso de compra y le ayudarán a sentirse informado y seguro con sus decisiones de compra de electrodomésticos de cocina.

Refrigeradores: Con cualquier electrodoméstico, antes de que te enamores de todos los silbidos y campanas de lo hermoso que se ve y todos los gadgets evalúa tu estilo de vida. Con los refrigeradores, considere cuántas veces usted y su familia cocinan y comen desde casa. Para familias más numerosas, serán necesarias unidades de mayor capacidad, así como la capacidad de conservar los alimentos por más tiempo. Los modelos de gama alta que ofrecen refrigeración dual, controles en la puerta y eficiencia energética pueden ser más importantes para las necesidades de su familia. Mientras que los solteros o aquellos que no cocinan mucho pueden preferir un elegante modelo de acero inoxidable o incorporado que se vea fantástico, pero que no los lleve todos los acompañamientos. También considere si su hogar necesitaría almacenamiento de refrigeración de vino por separado o posiblemente cajones refrigerados para un fácil acceso.

Hornos / estufas: al considerar un horno y una estufa, piense en cómo cocina normalmente y, si corresponde, en un cocinero novato o experimentado. El horno o la estufa que elijas pueden tener un gran impacto en cómo cocinas y si la energía que usas para calentarlos vale la pena. La convección sobre los hornos convencionales tiende a consumir más energía, pero los cocineros expertos disfrutan de la distribución uniforme sobre el calor y, por lo general, pueden cocinar sus alimentos más rápido y con más control. Para aquellos interesados ​​en comprar una estufa o placa de cocción, hay varias opciones: inducción, gas o eléctrica, todas tienen sus pros y sus contras. La mayoría de los cocineros principiantes aprecian la electricidad por su calentamiento lento, mientras que los cocineros experimentados prefieren las estufas de inducción y, en última instancia, de gas por su calentamiento rápido y la capacidad de cocinar en condiciones precisas.