La cafetera de espresso es uno de los electrodomesticos más populares, pero entre una oferta cada vez más amplia de máquinas para hacer café en casa, es fácil perderse entre varias opciones. Así que para hacer una compra inteligente, te damos las características que según los expertos deben tener estos aparatos para hacer una taza de café deliciosa.

¿En qué nos debemos de fijar al elegir una cafetera de espresso?

Hay muchas máquinas buenas en el mercado, pero la que funciona para determinada persona puede no ser la mejor opción para otra. Antes de que tomes alguna decisión, considera lo que necesitas que haga tu cafetera. Aquí hay una lista de cosas para tener en cuenta:

  • Calidad del espresso
  • El tiempo que toma preparar un espresso
  • Lugar de instalación (espacio, infraestructura existente en tu cocina)
  • Si no eres muy hábil aprendiendo, es mejor que compres una cafetera con pocas opciones.
  • Consumidor al que te diriges (tú, tus colegas o si quieres iniciar un negocio)
  • Si prepararás arte latte u otras bebidas
  • Preferencias personales (diseño, marca, país de producción, etc.)
  • Precio

Te puede interesar: pros y contras de cada tipo de refrigerador

Si generalmente compras un café mientras vas a trabajar, una máquina de espresso para la casa puede ser una buena inversión. ¿Pero cuánto tiempo y esfuerzo quieres dedicar a la preparación de tu taza diaria? Esta sin duda sería una buena pregunta para decidir si este electrodoméstico es lo que necesitas en tu vida.

Todas las máquinas de espresso exigen un cierto grado de mantenimiento: remover la borra de café o las cápsulas vacías, limpiar el desagüe, llenar el compartimiento de agua, etc. Pero deberías considerar si quieres o no hacer el mantenimiento de un grupo de extracción desmontable.

Algunas máquinas tienen grupos de extracción desmontables que se pueden abrir fácilmente para limpiarlos o revisarlos. Otras tienen un grupo incorporado que está diseñado para limpiarse automáticamente, pero son más complicados para controlar en caso de que haya un problema.

Si te gusta poner las manos a la obra, elige una máquina con un grupo de extracción desmontable. Si prefieres que la máquina se encargue de la limpieza, tal vez tengas que pagar un servicio si en algún momento ya no funciona.

Al igual que con las máquinas profesionales, también deberías considerar la bomba de presión. La presión determina la cantidad de sabor que la máquina puede extraer del café, así como también la calidad de la crema.

¿Qué te parecen estos tips? Sin duda podrás hacer una buena compra