Si bien es innegable el corazón de cualquier sistema de energía ininterrumpida (UPS), las baterías, lamentablemente, también son el aspecto más vulnerable. De hecho, la falla de la batería se ubica constantemente entre las causas más comunes de pérdida de carga.

1. Todas las baterías experimentarán un “fin de vida útil”: el IEEE define el “fin de vida útil” de una batería de UPS como el punto en el que ya no puede suministrar el 80 por ciento de su capacidad nominal en amperios-hora. En esta etapa, el proceso de envejecimiento se acelera y debe reemplazar la batería. Aunque la vida útil promedio de las baterías VRLA es de tres a cinco años, la vida real puede variar drásticamente debido a las condiciones ambientales, la cantidad de ciclos de descarga y la cantidad de mantenimiento recibido.

2. Las baterías se agotan por una variedad de razones: entre las causas más comunes de falla de la batería se encuentran las temperaturas altas o desiguales; voltaje de carga de flotación inexacto; enlaces o conexiones sueltas entre celdas; pérdida de electrolito debido a daño o secado; falta de mantenimiento; y envejecimiento

3. VRLA y VLA son los dos tipos más comunes de baterías UPS: las baterías de ácido de plomo reguladas por válvula (VRLA), también conocidas como selladas o libres de mantenimiento, son baterías que se han revestido para evitar fugas de líquido. El ácido de plomo ventilado (VLA), también conocido como celda inundada o húmeda, se compone de una carcasa dura, placas de plomo y un electrolito que permite el flujo de corriente. No se pierda nuestro próximo blog, que explorará estos dos tipos de batería con mucho más detalle.

4. Distintos sistemas de UPS usan diferentes baterías: si bien la tecnología básica de la batería y los riesgos para la vida útil de la batería siguen siendo los mismos independientemente del tamaño del UPS, existen algunas diferencias entre las aplicaciones. Los UPS más pequeños (rango de 250 VA a 3 kVA) generalmente contienen una sola batería VRLA, mientras que el uso de baterías de celda húmeda se vuelve mucho más común en sistemas más grandes.

5. Sus baterías también necesitan mantenimiento: aunque los costos de reemplazo de la batería no están incluidos en un plan de mantenimiento general, las visitas de mantenimiento preventivo programadas regularmente permiten que los técnicos capacitados inspeccionen, prueben, calibren y actualicen los componentes de la batería, asegurando el rendimiento y la longevidad especificados de fábrica.