Este nuevo servicio de Google ha interesado a muchas personas porque ofrece la oportunidad de jugar varios títulos de videojuegos por una cantidad mensual y se llama Google Stadia.

Google Stadia es un servicio de streaming en el que no será necesario adquirir una videoconsola o un ordenador para jugar, del mismo modo que tampoco hay que adquirir un disco o instalar los videjouegos.

La promesa de Google es poder jugar a un videojuego en un móvil, una tablet, un televisor o un ordenador, todo transmitiendo por Internet la imagen y el sonido necesarios sin retardo y pudiendo pasar de un dispositivo a otro en el acto.

Hasta el momento se han confirmado 31 videojuegos que estarán disponibles desde el primer momento para jugar sin pago adicional, si bien ampliarán el catálogo “durante el verano”.

Hay que aclarar que hay formas de utilizar Google Stadia. Por un lado, estaría Stadia Pro, la suscripción de 11 dólares al mes. Dentro de ese precio, hay algunos juegos que se pueden jugar sin costo adicional, pero también otros que es necesario comprar. Sin embargo, también habría otra opción, llamada Stadia Base, que no requiere una suscripción mensual y en la que hay que pagar por todos los juegos, sean más antiguos o más modernos.

En este sentido, Stadia funcionaría como GeForce Now, la plataforma de streaming de videojuegos de Nvidia.

Te puede interesar: errores al comprar en el hot sale

google stadia

¿Vale más la pena Stadia que una consola de videojuegos tradicional?

La respuesta sería depende. Stadia podría funcionar más bien para jugadores ocasionales que quieran pasar su tiempo libre de una forma diferente, mientras que las consolas de videojuegos son capaces de aceptar mayor variedad de juegos y puedes jugar sin conexión a internet (aunque claro, para tener la experiencia completa es mejor usar internet).

La estrategia inicial de Google está clara: imponer su tecnología más avanzada para captar a los primeros usuarios, que si bien estos tendrán que hacer un desembolso inicial para acceder a Stadia en noviembre de este año, es una cifra muy inferior a lo que puede costar una videoconsola o un ordenador.

¿Qué te conviene más? Depende del tipo de jugar que seas: uno ocasional o alguien más dedicado y que le guste terminar sus juegos.