Al comprar despensa a domicilio, su experiencia de compra de comestibles es más rápida y conveniente. ¿Pero es rentable? Hay un número creciente de servicios en línea que hacen que comprar comestibles sea fácil y conveniente. Pero la verdadera pregunta es si estos servicios realmente nos ahorran dinero.

Como verá a continuación, hay muchos factores diferentes que determinan cuánto puede ahorrar comprando comestibles en línea.

Estilo de vida para comprar su despensa a domicilio

Puede ser extraño pensar en su tiempo en términos de dólares y centavos, pero para aquellos que realmente valoran su tiempo, la conveniencia de los servicios de alimentos en línea puede valer mucho más que los posibles costos adicionales.

Hábitos de compra

Si se encuentra comprando más de lo esperado en el supermercado, comprar en línea es una buena manera de cumplir con su lista y evitar las compras impulsivas.

También es una buena manera de ser más metódico al comparar precios o comparar precios según el peso.

Gastar en gasolina al no pedir su despensa a domicilio

Algunos servicios de entrega cuestan más, pero en realidad pueden ser menos que el costo de la gasolina para conducir hacia y desde la tienda de comestibles (dependiendo de dónde viva, por supuesto).

Otros ahorros

Si las compras en línea cuestan más, hay algunas formas en que puede compensar los costos. Una tarjeta de crédito que emite recompensas podría brindarle los fondos adicionales que necesita para cambiar a un método de compra más conveniente.

Otras formas de ahorrar al comprar

Si estás buscando reducir tu gasto mensual en la despensa inteligente, hay formas de hacerlo sin pasar a las compras en línea.

  • Usar tarjetas de crédito de recompensas: Hay muchas tarjetas de crédito de recompensas, algunas de las cuales se adaptan específicamente a compras en tiendas de comestibles y restaurantes.
  • Evita el desperdicio de comida: En México se tiran miles de millones de pesos en alimentos cada año. Evita por tanto comprar más de lo que necesitas haciendo una lista de compras y ajustándote a ella.
  • Ventas: Presta atención a las ventas. Cárgate de tus básicos favoritos en oferta si sabes que tendrás que comprarlos en algún momento.