Elige (o crea) un punto focal

Cada espacio, grande o pequeño, necesita un punto focal para atraer la atención. Es una característica dominante que capta la atención y lo atrae, sin importar cuál sea su vista de la habitación. Puede ser un sofá, una pared decorativa, una ventana grande o una obra de arte impresionante. Esto le da una base desde la que trabajar al organizar sus muebles.

Considere el peso visual de los muebles

El peso visual no está necesariamente relacionado con el tamaño o el peso literal de los muebles. En cambio, se refiere a cómo percibes el peso de una pieza. Por ejemplo, un sofá con patas que no son visibles y que parece asentarse completamente en el suelo tiene mayor peso visual que un sofá de igual tamaño o más grande que tiene patas altas o delgadas. Los tipos de materiales utilizados para construir una pieza también afectan su peso visual: una mesa de centro de madera maciza tiene un gran peso visual que una versión con tapa de cristal.

Cíñete a una paleta neutra

Neutral es la mejor paleta de colores para hacer que un espacio se sienta más grande de lo que realmente es. Una paleta cohesiva que se combina bien ayuda a que una habitación se sienta más expansiva porque no hay nada que desvíe la atención al ver el área.
Usa todos los trucos del oficio
Los diseñadores usan todo tipo de estrategias para hacer que el espacio se sienta más grande y tú también puedes usarlas. Desde dejar entrar mucha luz natural hasta usar espejos para extender el espacio visualmente y aprovechar un techo alto para aumentar la sensación de apertura, hay muchas opciones para hacer que una habitación se sienta más abierta.

Reducir los muebles

Un sofá seccional grande es muy cómodo para que se acurruquen varias personas, pero si es grande y voluminoso, puede abrumar el espacio y hacer que se sienta más pequeño. Asegúrese de elegir piezas que se ajusten a la escala de la habitación y que no estén abarrotadas. Si está decidido a tener una sección, tal vez funcione una con menos partes o con un peso visual más ligero. Tampoco es solo el sofá: cualquier mueble que se vea demasiado grande en una habitación en realidad lo hará sentir más pequeño.