Uno de los placeres más grandes que tenemos es abrir la puerta del refrigerador y verlo bien surtido. Es lógico que si mantenemos nuestros refrigeradores abastecidos con alimentos apetitosos que también son sanos, es mucho más probable que tengamos comidas y refrigerios saludables. Sin embargo, debes tener cuidado, pues el principio de “fuera de la vista, fuera de la mente” aplica perfectamente a tu refrigerador. Es muy común olvidar que tenemos frutas y verduras porque están en la parte más baja de nuestro aparato, provocando que los alimentos se echen a perder. Por lo que es mejor dejar todo a la vista y alcance de nuestro antojo.

Por esa razón te taremos algunos alimentos saludables e imprescindibles para un refrigerador apto para cualquier dieta:

Considera siempre tener ensaladas de frutas en tus refrigeradores

Toma esa fruta de tu frutero y conviértela en una sabrosa ensalada. Puedes añadir algo de jugo de fruta con alto contenido de vitamina C, empacarla en un recipiente transparente y taparla bien. También puedes encontrar bolsas de manzanas orgánicas precortadas en el supermercado. Te recomendamos que mantengas estos artículos al frente y al centro de tus refrigeradores, para no olvidarlos.

Verduras crujientes y frescas

Para mantener tu gusto por la comida sana y el refrigerador limpio, es necesario tener alimentos que se nos antojen, esto evitará que dejemos residuos que pueden dañar el aparato. Prueba pepinos, apio, calabacín, jícama y zanahorias, recomendamos cortarlos en palitos o rodajas y guardados en un recipiente transparente cubierto.

Las bolsitas de pita integral y tortillas en tus refrigeradores puede salvar tu día

Cambiar de productos de granos refinados por granos integrales es uno de los cambios dietéticos más poderosos que puedes hacer. Diversas investigaciones has sugerido que comer productos integrales puede generar una variedad de beneficios para la salud. Ayudan con el control de peso y reducen el riesgo de diabetes tipo 2, enfermedades cardíacas, derrames cerebrales, síndrome metabólico y algunos cánceres. Así que el pan pita o tortillas de este ingrediente serán tu mejor aliado.

Té verde helado

Una de las mejores formas de reducir las calorías es evitar las bebidas que las contengan azúcar en exceso. Tu cuerpo te lo agradecerá aún más si eliges bebidas sin calorías que también pueden brindarte algunos beneficios para la salud. Aquí es donde entra el té verde. Esta bebida tiene catequinas, que no solo tienen actividad antioxidante y antiinflamatoria, sino que también estimulan el sistema inmunológico y posiblemente aumentan la pérdida de peso. La recomendación es siempre procurar tener té verde o negro en nuestros refrigeradores para hidratarnos.