Ahora que el regreso a clases desde casa es inminente y todo apunta a que de esta manera terminaremos el 2020, no sería un mal momento para pensar en armar un salón de clases adecuado para tus hijos. Y no porque quieras torturarlos con la idea de regresar a la escuela, sino porque necesitan un espacio más cómodo para trabajar y concentrarse.

Por supuesto que la adaptación de un espacio de la casa para este fin dependerá mucho de tus posibilidades, la dimensión del espacio mismo y de lo que haya disponible en tu ciudad. Pero estos tips se adaptan a muchas posibilidades. Entérate cómo.

Cómo armar tu propio salón de clases

Piensa en el espacio que tienes parar armar el salón

Aprovecha tus paredes, muebles y hasta portarretratos para decorar el área de estudio. Si tus hijos aún son pequeños, puedes tomar sus trabajos, dibujos, pinturas y pegarlos creando “un museo de arte” en casa. Si te preguntas cómo puedes adaptar tu hogar como si fuera un colegio, guardería, o lugar de clases extracurriculares y que sea divertido, te damos varias sugerencias que puedes usar al respecto:
– Usa la mesa del comedor como área de estudio. Recuerda que debe estar limpia, sin adornos, ni floreros en el medio que se puedan romper y manchar todo.
-Ten cerca una extensión donde se conectar con una computadora, la tableta, el celular o lo que tengas que usar para dar clases.
-Pon una pizarra que puedas usar para dar clases, si no tienes con una cartulina o un papel será suficiente para escribir.
-Crea un stand u organizador con materiales básicos como: reglas, papeles, sacapuntas, borra, marcadores, crayolas, lápices, lapiceros, tiza, marcadores de pizarra, etc. De esta forma no tendrás que buscar en toda la casa una pluma.
– En tu sala crea el área de proyección, donde puedas conectarte con Google Chrome o tu computadora. Trata de que todas las áreas que uses estén lo más limpias y organizadas posible.
– Crea en tu cocina un área de trabajo para tener los alimentos y herramientas necesarias para realizar recetas para desestresarse o como parte del programa escolar.
– Inventa un rincón de arte en tu hogar con una mesa para colorear y un área donde se puedan tener los materiales ordenados.
– Si tienes un pasillo, una sala, terraza o balcón puedes usarlo como espacio para hacer las actividades de educación física. Puedes usar los números para hacer lagartijas u otros ejercicios y hacer preguntas como las tablas de multiplicar, sumas y restas como parte del ejercicio.

Te puede interesar: estudiar en casa sin problemas

Organiza los trabajos

Crea una canasta, organizador, bandeja, caja o lo que tengas para cada uno de tus hijos; puedes asignarlo por día, semana, materia, o tema. Todo depende de qué tanto trabajo físico tengan o si los trabajos se harán de forma virtual. Puedes hacer un folder virtual con cada uno de tus hijos y sus tareas por si se pierde o traspapela alguna y así tener la constancia de que se realizó.

Meriendas y recreos

Es tentador irnos a la tecnología para que ellos se distraigan, pero hay otras opciones y puedes usar el “tiempo libre” con juegos educativos, videos, etc. Aprovecha las películas para ver temas que tendrán en clase o que deseas conversar con tus hijos. También puedes aprovechar la hora de recreo para “cocinar la merienda” (para esto es que debes tener tu cocina lista) y enseñarles algo distinto. Trata de evitar los dulces y la comida procesada pues de lo contrario se favorecerá el aumento de peso y el bajo rendimiento escolar.

Como verás armar tu salón de clases no requiere de grandes muebles, sino de mucha organización de tu tiempo, para no desorganizar el tiempo de ellos. Recuerda que aprenden más del ejemplo que de lo que tú les digas, así que si tú mantienes un horario organizado, los ayudarás aún más.