Un supresor de picos representa una de las mejores maneras de proteger nuestros dispositivos ante cualquier tipo de sobretensión. De esta manera evitaremos que nuestros electrodomésticos, computadoras, pantallas, etc. Se descompongan debido a este tipo de fenómenos eléctricos. Conoce los diferentes tipos de protección que puedes tener en tu casa u oficina.

Cómo proteger los dispositivos electrónicos de sobretensiones internas y externas

¿La respuesta es sencilla? Con un supresor de picos. También conocidos como protectores contra sobretensiones, funcionan monitoreando la cantidad de voltaje que fluye a lo largo del cableado. Si detecta un pico peligroso en el voltaje, el dispositivo inmediatamente desvía el voltaje adicional a tierra a través de un “cable de tierra”.

Los dos principales tipos de supresor de picos incluyen:

  • Protectores contra sobretensiones para toda la casa
  • Protectores contra sobretensiones en el punto de uso

Lo mejor que puedes hacer es instalar un supresor de picos en tu hogar, recomendamos instalar ambos tipos de protectores contra sobretensiones para garantizar una protección completa.

Capa n.º 1: protectores contra sobretensiones para todo el hogar

Para proporcionar la mejor protección contra sobretensiones, debes instalar un supresor de picos entre:

  • Las líneas de servicios públicos y el panel principal de tu hogar. Este aparato para todo el hogar protege contra sobretensiones externas.
  • El panel principal de tu casa y tus electrodomésticos. Este protector contra sobretensiones protegerá contra sobretensiones internas. Además, evita que cualquier voltaje remanente de una gran subida de tensión externa llegue a los dispositivos electrónicos de su hogar.

Capa n.º 2: supresor de picos en el punto de uso

Los supresores de picos de punto de uso están diseñados para proteger uno o más dispositivos. Los protectores contra sobretensiones de este tipo se instalan entre el tomacorriente y los aparatos que protege.

Este tipo de supresor de picos ayuda a atrapar cualquier voltaje remanente de sobretensiones de energía interna más grandes antes de que llegue a sus dispositivos electrónicos. La buena noticia es que estos protectores contra sobretensiones no requieren instalación profesional. De hecho, puedes encontrarlos en la mayoría de las tiendas generales y puedes instalarlos fácilmente por tu cuenta.