Hay muchos electrodomésticos que consumen demasiada energía en toda la casa. Y aunque muchos de estos aparatos se consideran esenciales, los que usamos con más frecuencia para el entretenimiento, como serían las pantallas; también consumen una parte significativa de la energía de nuestros hogares.

En un hogar promedio tanto las pantallas, el reproductor de DVD, el decodificador, etc. representan alrededor del 8% de la factura de energía, mientras que las computadoras e impresoras representan otro 5%. Sin embargo, con unos simples cambios puedes asegurarte de que tu sistema de entretenimiento gaste la menor cantidad de energía posible.

5 consejos para que tus pantallas tengan un buen ahorro de energía

  1. Asegúrate de que tus pantallas estén apagadas si nadie las va a utilizar. En diversas encuestas se encontró que un 42% de la población deja la televisión encendida para sus mascotas. Apagar el televisor cuando no esté en uso, ayudará en gran medida a reducir el cobro de luz mensual.
  • Los fabricantes han mejorado la eficiencia del modo de espera, en la mayoría de las pantallas nuevas, el uso de energía suele ser inferior a 1 vatio. Por lo que esta es una opción por considerar, si tiene un modelo reciente. Pero si tiene un modelo anterior, este aparato puede estar consumiendo energía innecesariamente.
  • Baja el brillo de tu televisión. La configuración de fábrica suele ser más brillante de lo necesario para la mayoría de los hogares. Por lo que recomendamos modificar este elemento a tu gusto personal.
  • También asegúrate de encender el sensor de luz ambiental; si estás viendo tu Smart TV en una habitación más oscura con el sensor encendido, puede reducir drásticamente el consumo de energía al ajustar el contraste de la imagen automáticamente.
  • Si está escuchando música a través de tu televisor, asegúrate de utilizar la función de supresión de la pantalla; es una forma práctica de ahorrar energía. Escuchar cualquier audio es una de las características más agradables de estos aparatos digitales, pero también tiene el potencial de desperdiciar una gran cantidad de electricidad.