Algunos cocineros tienen muchas opciones a la hora de elegir con qué tipo de aceites saltear, hornear y rociar. Algunos, como el aceite de oliva, son bien conocidos, y otros, como el de canola o el aceite vegetal, son menos familiares.

¿Qué aceite es el adecuado para ti? Eso depende en gran medida del tipo de cocina que estés haciendo. El punto de humo de un aceite, que es el punto cuando el aceite comienza a arder y fumar, es una de las cosas más importantes para tener en cuenta.

Si calientas el aceite más allá de su punto de humo, no solo dañas el sabor, sino que muchos de los nutrientes en el aceite se degradan, y el aceite liberará compuestos dañinos llamados radicales libres.

Si te preguntas cuál es el mejor aceite de cocina para tu salud, y qué aceites no son saludables, hay un cierto desacuerdo. Se habló con dos expertos en aceite de cocina sobre cómo elegir la mejor opción.

Aceite de oliva

Los expertos en nutrición y cocina coinciden en que uno de los aceites más versátiles y saludables para cocinar y comer es el aceite de oliva, siempre que sea virgen extra. Una etiqueta “virgen extra” significa que el aceite de oliva no es refinado y, por lo tanto, de alta calidad.

El aceite de oliva virgen extra contiene una gran cantidad de grasas monoinsaturadas y algunos ácidos grasos poliinsaturados; Muchos estudios lo han relacionado con una mejor salud del corazón. El aceite de oliva tiene un punto de humo relativamente más bajo en comparación con otros aceites, por lo que es mejor para cocinar a fuego medio y bajo.

Una cosa a tener en cuenta, sin embargo, es que a veces el aceite de oliva etiquetado como “virgen extra” no es lo que dice ser. En 2015, la Liga Nacional de Consumidores probó 11 aceites de oliva diferentes y descubrió que seis de ellos no cumplían con los estándares que los clasifican como virgen extra. Aquí puedes encontrar el aceite de oliva de alta calidad.

Aceite vegetal

El término “aceite vegetal” se utiliza para referirse a cualquier aceite que provenga de fuentes vegetales, y la salud de un aceite vegetal depende de su fuente y para qué se utiliza. La mayoría de los aceites vegetales en el mercado son una mezcla de aceites de canola, maíz, soja, cártamo, palma y girasol.

Generalmente le digo a la gente que use aceite de oliva siempre que pueda en lugar de un aceite de maíz o de soya. No son necesariamente malos para ti, pero puedes obtener mucho más beneficio del aceite de oliva.

Aun así, los aceites vegetales son refinados y procesados, lo que significa que no solo carecen de sabor, sino también de nutrientes. El aceite vegetal está garantizado para ser altamente procesado. Se llama ‘vegetal’ para que los fabricantes puedan sustituir el aceite que quieran: soya, maíz, algodón, canola, sin tener que imprimir una nueva etiqueta. Los aceites procesados ​​han superado su tolerancia al calor y se han vuelto rancios en el procesamiento. Algunos de estos aceites, especialmente la palma, están asociados con una mayor degradación de la tierra para la producción.

Aceite de canola

El aceite de canola se deriva de la colza, una planta con flores, y contiene una buena cantidad de grasas monoinsaturadas y una cantidad decente de grasas poliinsaturadas. De todos los aceites vegetales, el aceite de canola tiende a tener la menor cantidad de grasas saturadas.

Tiene un alto punto de humo, lo que significa que puede ser útil para cocinar a altas temperaturas. Dicho esto, el aceite de canola tiende a ser altamente procesado, lo que significa menos nutrientes en general. El aceite de canola “prensado en frío” o sin procesar está disponible, pero puede ser difícil de encontrar.

No olvides revisar esta receta de enfrijoladas con salsa de aguacate.